Matthew Weiner, creador de la exitosa serie Mad Men publicó su primera novela, que tiene ritmo de guión y atrapa desde el principio al final. Donde hay algo de policial, otro tanto de las diferencias y la estigmatizaciones sociales, de cómo crece un chico dependiendo de la realidad que le toque vivir.

La historia transcurre en un barrio acomodado de Manhattan. El matrimonio Breakstone tiene una única hija Heather, quien lo es todo para ellos. Es una adolescente linda, inteligente, simpática, que no le trae problemas, que vive en una supuesta "vida perfecta", que tiene confort y va un colegio caro.

Bobby, en cambio, es hijo de una madre adicta a la heroína, incapaz de protegerlo. El es un chico marginal con tendencias violentas, con una vida marcada por el esfuerzo para sobrevivir. Hasta termina preso. Al salir consigue trabajo en la gran ciudad.

Es así como las dos historias se cruzan, amenazando con destruir lo que los padres han construido con tanto empeño. Absolutamente Heather es un intenso thriller sobre la familia, el poder y los privilegios.

Weiner combinando una atmósfera y un ritmo cinematográficos marcados por una sensación de amenaza, retrata tanto las pasiones humanas como las grietas de la sociedad contemporánea. Los prejuicios de clase y los sentimientos que se generan.

Esta novela cuenta con los elogios de prestigiosos escritores como James Ellroy, Nick Cave y John Banville. Este thriller que marca el debut literario de Weiner, seguramente será el primero de esta nueva y alentadora etapa.

El lector se preguntará por sus propios límites, por sus deseos reales y los que en realidad son impuestos por su clase, por la mirada hacia el otro, por cómo s se construye esa mirada. Una novela que atrapa como una serie, pero que genera preguntas como sólo lo logra la literatura.

El lector se quedará con ganas de más novelas del autor.