La nueva titular del Fondo Monetario Internacional ( FMI), Kristalina Georgieva, llamó a "las mujeres a nunca aceptar un salario menor que sus colegas hombres" y remarcó que ellas "aún tienen que trabajar más duro solo para ser iguales", marcando una nueva línea discursiva pública en la organización multilateral de crédito.

"No acepten nunca ser pagadas menos que sus colegas hombres, nunca", indicó Georgieva en una conversación sobre mujeres y liderazgo en el marco de la asamblea anual del FMI que se realizó la semana pasada en Washington.

Georgieva, de 66 años, en su alocución se mostró a favor de implementar cuotas femeninas para aumentar la presencia de mujeres en distintos ámbitos de actividad. "Las cuotas no son una solución perfecta pero son una solución pragmática. Sin cuotas llevaría mucho tiempo obtener un acceso equitativo a posiciones altas, especialmente en las empresas", aseguró Georgieva.

El trabajo no remunerado está afectando a las mujeres en el mundo

"Aún no estamos en una situación en la que podamos ignorar el género. Las mujeres todavía tienen que trabajar más duro que los hombres solo para ser iguales", remarcó la economista búlgara, que reemplazó este mes a la francesa Christine Lagarde. Georgieva es la segunda mujer al frente de la institución financiera en sus 75 años desde su fundación y la primera procedente de una economía emergente.

Y enfatizó: "Tenemos una responsabilidad en las instituciones para demostrar que la igualdad de género no es solo una cosa buena a hacer, sino que es fantástico para lograr resultados". Agregó datos recopilados de estudios del organismo que ahora preside, que mostraban que si las mujeres participasen plenamente en la economía de Suecia el PIB sueco subiría un 4% y en el caso de Senegal, un 8 por ciento.

Así mismo, aseguró que debería haber sistemas judiciales que obliguen a las empresas entregar todas las garantías a los empleados, no solo el salario si no también respetar los tiempos laborales.

La nueva jefa del FMI nació en Bulgaria y expuso ante economistas y funcionarios de todo el mundo sus inicios en el mercado de trabajo, en un momento en que había pocas oportunidades laborales para las mujeres.

En el marco de la exposición de su directora gerente se presentó el informe del FMI que concluyó que el trabajo no remunerado está afectando a las mujeres en el mundo, especialmente a las madres cabeza de hogar.

Oportunamente, Georgieva se describió a sí misma como "economista, optimista y feminista comprometida". Medios especializados refieren que una de las ideas que repite como un mantra es que "si hubiera más mujeres en la primera línea de la política, sería más fácil resolver los conflictos".

La igualdad de género y la promoción de los derechos de las mujeres, especialmente en los países menos desarrollados, son dos prioridades para la nueva directora del FMI, que entre el 2010 y el 2014 fue comisaria de la Unión Europea ( UE) de Cooperación Internacional, para pasar después a ser vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria europea de Programación Financiera y Presupuestos en la Comisión presidida por Jean-Claude Juncker.

Posteriormente, en el 2016, se trasladó a Washington para ser directora ejecutiva del Banco Mundial, órgano del que fue presidenta de manera interina al comienzo de este año.

"Si las mujeres tuvieran las mismas oportunidades que los hombres para alcanzar su máximo potencial, el mundo no solo sería más justo, sino también más próspero", remarcó Georgieva cuando ya se perfilaba para suceder a Lagarde en el FMI.

La brecha

En el mundo, las mujeres ganan 63 % menos que los hombres, y además dedican el triple de horas a realizar trabajos no remunerados, según el informe "Finanzas y Desarrollo", del FMI. Recientemente, el informe de la OIT "Un paso decisivo hacia la igualdad de género: para un mejor futuro del trabajo para todos", mostró que en los últimos cinco años, la diferencia entre las tasas de empleo de los hombres y las mujeres bajó dos puntos porcentuales.

Pero el Fondo parece profundizar su mirada de género en los últimos años. Por ejemplo el informe "Mujeres en la economía: estudio para el cierre de brechas", publicado por el FMI en 2018, desliza que aunque las mujeres y los hombres pueden tener el mismo potencial, las mujeres aportan habilidades e ideas distintas y económicamente valiosas, ya que tienden a analizar con más "cabeza fría" las situaciones, lo cual les permite tomar decisiones acertadas.

"Por ejemplo, las mujeres tienen una mayor aversión al riesgo, lo que indica un mayor temor al fracaso, y son menos competitivas. Esta mayor prudencia tiene beneficios: los resultados de las empresas cuyo consejo directivo tiene una composición de género equilibrada son mejores, especialmente en el sector manufacturero de alta tecnología y en los servicios que requieren conocimientos especializados", destacó el texto.

Según otros relevamientos del FMI, si el empleo de las mujeres se equiparara al de los hombres, las economías serían más resilientes y el crecimiento económico sería mayor.

Georgieva dice ser “economista, optimista y feminista comprometida”

No obstante las evidencias, el mundo empresarial todavía se resiste empoderar a la mujer. Según datos del estudio "Dinámicas regionales de las posiciones ejecutivas en 2018" de la firma Hays Executive ùla cual analiza estructuras empresariales en Latinoaméricaù, de un 88 % en total de personas que pertenece a cargos de primer nivel, un 86 % de los ejecutivos son hombres, frente a un 2% de mujeres, en tanto que en cargos de segunda línea, solamente un 12% de los puestos son ocupados por mujeres.

Pero el Fondo Monetario no es el único organismo multilateral que va en pos del empoderamiento de la mujer. La Organización Mundial del Trabajo ( OIT) creó un Modelo de Igualdad de Género (MIG Score), que brinda formación y asistencia técnica para implementar "las prácticas mínimas efectivas para gestionar la igualdad de género y mejorar las condiciones de trabajo de mujeres y hombres, y la productividad de las empresas".

"El éxito y afianzamiento de políticas de equidad de género no depende únicamente de las compañías. En este sentido, es necesario que las mujeres asuman los retos de su carrera profesional, desde la convicción de su capacidad y visión para el cumplimiento de metas corporativas", señala el documento.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos