Mario Conde, ex policía que con frecuencia se ve involucrado en casos de asesinato, robo, extorsión, o cualquier variante criminal, es el personaje creado por Leonardo Padura.

Conde vive en La Habana, Cuba, en donde pasa los días en compañía de su amigo "El flaco".

Conde acostumbra a estar borracho. En lugar de policía le hubiera gustado ser escritor. La historia de Conde en orden es: Pasado perfecto, Vientos de cuaresma, Máscaras ,Paisaje de otoño.Adiós Hemingway, La neblina del ayer, La cola de la serpiente, Herejes.

En el 2013 había sido su última historia ahora llega La Transparencia del Tiempo, para los seguidores fieles de Conde así como también para quienes quieren conocerlo. Si bien es una saga, cada historia empieza y termina en el mismo libro.

En la reciente novela Conde a punto de cumplir sesenta años, más desengañado y escéptico que de costumbre. A Conde le llega el encargo de un antiguo amigo del instituto de recuperar la estatua de una Virgen negra que le han robado. Conde descubrirá que esa pieza es más valiosa de lo que le han dicho, y que proviene del abuelo español de su ex compañero, quien, huyendo de la Guerra Civil española, la trajo a Cuba desde una ermita del Pirineo catalán. Cuando sospechosos y cómplices del robo aparecen asesinados, Conde intuye que le está siguiendo los pasos una peligrosa trama de traficantes de objetos artísticos. Lo que no termina de saber es cuál es el origen de esa pieza.

En capítulos intercalados, el autor cuenta también la epopeya a lo largo de los siglos de la estatua, traída por un hombre llamado Antoni Barral, y une de manera magistral las investigaciones de Conde en una Habana que se derrumba con un deslumbrante viaje en el tiempo y la historia que se remonta a los orígenes del objeto robado.

El autor a través de su personaje escribe también sobre Cuba, donde nació y vive. Conde es entrañable y una vez más es un placer volver a encontarlo.