La evolución constante de los entornos laborales le ha ido quitando a sueldo su carácter de variable prácticamente exclusiva al momento en que el empleado se dispone a evaluar qué le brinda la organización a la que pertenece. Si bien continúa considerándose un factor fundamental, su peso específico en el balance general ya no es el de antes.

¿Cuál es la razón? La dinámica de la relación entre una compañía y sus colaboradores fue elevando en los últimos tiempos el valor del denominado salario emocional, un concepto que va más allá del sueldo y que lleva asociada la percepción de reconocimiento que se otorga al empleado y que permite satisfacer, además, sus necesidades de seguridad o identidad, entre otras.

Este concepto permanece estrechamente ligado a uno de los grandes retos que enfrentan hoy las compañías que desean ser competitivas: la retención del talento. A la vez, atravesamos una etapa en la cual el capital humano es considerado el centro de la nueva estrategia empresarial. Conclusión: todo confluye hacia el área de Recursos Humanos como depositaria de la responsabilidad de la implementación de estrategias para lograr este objetivo.

En ese sentido, deberán potenciarse políticas de compensación y de beneficios como seguridad moral, familiar y sanitaria. Ser capaz de generar un sentimiento de reconocimiento en los empleados es también una forma de compensación por parte de las empresas: el mencionado salario emocional.

La inversión en formación de empleados es clave

Muchas organizaciones se equivocan al juzgar como un gasto inútil la inversión en formación de sus empleados para que luego se marchen a la competencia, pero lo cierto es que esa formación, ese esfuerzo para hacerlos sentir parte de la compañía, ese salario emocional, en definitiva, es el que pesa en las decisiones de permanencia, en muchas ocasiones por encima incluso del dinero.

El ingreso salarial es importante, sin dudas, y tiene una gravitación significativa. Pero lo que buscan cada vez más los empleados es sentirse realizados, y ahí es donde el salario emocional actúa a mediano y largo plazo.

Posibilidades de acceso a facilidades laborales como el home office, disponer de horarios flexibles y la perspectiva de crecimiento en la carrera profesional del propio empleado, son acciones que contribuyen a retener a empleados en la compañía, por encima de cuestiones monetarias.

Es por esa razón que aquellas empresas que quieran destacar en este aspecto deberán focalizar sus esfuerzos en apostar por la formación y la flexibilidad, además de ofrecer seguridad laboral a los colaboradores. Conviene recordar que en cuestiones de talento, además de identificarlo y atraerlo, se debe potenciar y retener, para de esta manera evitar los altos costos que implica la fuga de profesionales de la organización.

*Director General para América Latina Sur de Meta4

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos