Si alguien se imagina cómo podría fabricar un ladrillo, de inmediato surge la idea de mucho polvo volando, una caldera u horno con muchísimo fuego a altas temperaturas y, en consecuencia, un elevado gasto en los costos por uso del gas. Resulta que hay otras formas ladrilleras que son utilizadas entre un 30% y 40% de todas las construcciones de la Unión Europea y en el total de las nuevas construcciones que se hacen en China.

Retak, una pequeña empresa de capital nacional, importó este modelo a la Argentina hace 25 años cuando se fundó la compañía.Y encontró la ventaja de desarrollar estos ladrillos que se caracterizan por su color blanco y se fabrican con calderas a vapor, por lo que lo que desde la perspectiva de la producción genera una ahorro importante de energía ya que se “cocina” sin horno. De ese modo, el gasto que realiza una fábrica convencional de ladrillos (los naranjas que todos conocen) representa casi lo que se consume en todo un mes para sacar a los blancos del horno.

Ladrillo blanco, se ofrece

"Si ponés un soplete de un lado que le mande fuego a esa cara del ladrillo y ponés la mano sobre la otra cara, no te quemás; esta frío", explica el gerente general de Retak, Fernando Vidal a BAE Negocios. "Es una de las primeras cosas que le mostramos a los potenciales clientes",  señala l ejecutivo que se incorporó a la compañía el 3 de febrero del 2020, casi un mes antes de que comenzara la etapa dura de la cuarentena por el Covid-19. "Uno de mis primeros anuncios al personal fue: vayan a sus casa a hacer teletrabajo", recuerda, ahora, con una sonrisa.

Sin embargo, no fue lo único que tuvo para decir esta pyme nacional que le puso el pecho a todos los vaivenes económicos de la Argentina en el último cuarto de siglo. Como le pasó  a muchas otras empresas, en pandemia la producción de Retak se paró totalmente entre el 20 de marzo y junio del 2020. También como les pasó a tantas otras pequeñas, medianas y grandes, el año pasado recurrieron al ATP (Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción) para sostener el pago de salarios durante tres meses- Luego optaron por solicitar un crédito bancario a través del FOGAR  (Fondo de Garantías Argentino), un fideicomiso público por el cual el Gobierno facilitó el acceso al crédito para las micro y pequeñas empresas. Este préstamo de acuerdo con la información suministrada por la empresa ya se canceló; lo cual airea la dinámica productiva y de facturación para el resto del año. 

"Nos sirvió  mucho la ayuda oficial porque nos permitió no despedir y a aguantar esos meses que fueron  muy duros, realmente", enfatizó Vidal pero también admitió que los proveedores jugaron un partido importante. "Tuvimos mucha colaboración de los proveedores y pudimos armar vedaderas redes de ayuda entre nosotros proque todos estábamos en la misma, en definitiva", reconoció.    

Sobrevivientes de la pandemia

La puesta al día de esas cuentas sólo se explican porque esta pyme ladrillera encontró una receta para enfrentar la pandemia. Tal vez fue debido a la inspiración original  que sus fundadores encontraron en aquellos ladrillos chinos cuyo modelo de producción importaron al país lo que esta vez les permitió poner en práctica el conocido proverbio que reza que "de toda crisis surje una oportunidad". Retak prece haber encontrado la receta.

Segun contó su gerente general, hubo tres factores que los ayudaron a ponerle un cepo al impacto de la pandemia pero el más relevante fue haberle encontrado la vuelta al cierre total que tuvo la construcción en la fase 1 de la cuarentena 2020. Entonces, desplegaron algo que, él mismo admitió, no hubieran realizado en un contexto de normalidad, al menos no con tanto énfasis. A principios de la cuarentena del año pasado aceleraron una estrategia de venta en redes y de manera virtual que hasta antes de la pandemia no tenían en marcha. Eso los ayudó a ganar clientes nuevos que apenas se abrió el rubro concretaron compras. 

"Durante esos meses en que la construcción estuvo parada , desarrollamos toda una plataforma en redes, instagram, vivos; es decir, virtualizamos muchas actividades que de otro modo no hubiésemos pensado que se podía hacer", confió Vidal.  Es decir que la cuarentena de algún modo los inspiró a salir a vender de modo digital su producto, en las provincias especialmente, donde los cierres en ese entocnes no eran tan severos como en el AMBA. Por eso cuando se reabieron las obras, ya tenían nuevos clientes en espera y stock disponible para operar.

De la ciudad, al campo 

Otro de los factores determinantes para sostener el negocio que llegará a unos 1.500 millones de pesos de facturación este año fue que el fenómeno del teletrabajo llevó a muchas familias a mudarse de la ciudad a áreas más abiertas como barrios privados, countries, quintas. Ese movimiento de la ciudad a espacios más tranquilos aceleró la construcción de casas que que muchas familias tenían proyectadas. 

"Mucha gente decidió cambiar su forma de vida y buscaron casas en lugar de departamentos", analizó  Vidal.  Por último consideró que ante la imposibilidad de viajar por largo tiempo, las familias que tenían ahorros y margen económico los destinaron a hacer arreglos domésticos que estaban postergados.  Y apuntalaron este tipo de producto de construcción rápida frente a los convencionales, que acorta el tiempo de refacción o de obra.

La entrevista con Vidal fue un botón de muestra de las  agitadas jornadas que atraviesan quienes teletrabajan en pandemia. Por etapas. Como tantas otras, la de Vidal es una familia ensamblada con adolescentes que tienen clases virtuales y niños pequeños que mezclan con clases presenciales y otras por zoom. 

Entre los sueños cercanos de Retak figuran terminar de consturir una planta en Cardales que habían comenzado a hacer antes de la pandemia. "Tenenos las máquinas, todo en la planta de Victoria que está en su plena capacidad, nos faltan las instalciones y esas inversiones son costosas. Todas las pymes estamos con  muchas dificultades crediticias pero somos optimistas", admitió el empresario.

Para finalizar la fábrica de ladrillos blancos cocinados con vapor que complementará la única que hoy tiene en Victoria, la compañía proyecta desembolsar entre 3 y 5 millones de dólares para triplicar su capacidad en los próximos 5 años y generar cerca de otros nuevos 60 puestos de trabajo. Son proyectos post pandemia de una pyme que logró sobrevivir al impacto de Covid-19 en la Argentina cuya economía se hizo añicos con un derrumbe de casi 10%.

Más notas de

Alejandra Gallo

Menú picante post PASO 2021: varios tragos amargos, renuncias y FMI

Los resultados de las PASO 2021 sorprendieron a todos.

PASO 2021: ¿Qué votarán los empresarios en las elecciones del domingo?

Dólar, impuestos, Reforma Laboral y paro del campo, en la agenda empresarial.

Se vienen las PASO 2021 y la letra chica del Presupuesto 2022

Después de las PASO 2021, Guzmán presentará el Presupuesto 2022.

La construcción tracciona y es la apuesta económica y de empleo post Covid-19

El Gobierno de Alberto Fernández quiere recuperar empleo con la construcción.

La pandemia como una oportunidad para construir de modo sustentable

Ricardo Leviton, socio gerente de Prenova, una pyme constructora.

Los CEOs, con un ojo sobre el valor del dólar y otro, en el frente internacional

Los mercados volvieron a ser protagonistas esta semana.

La desaceleración de la inflación llegaría a las elecciones. Pero ¿y el día después?

El Gobierno de Alberto Fernández apuesta a que la inflación se desacelere.

Con la prevención Covid-19 en mente, las multinacionales van por la presencialidad pero otros sectores no pusieron primera

Con la prevención Covid-19 en la mira, las multinacionales quieren presencialidad.

Covid-19 y economía 2021 en Argentina: Quiénes rebotan, cuánto y hasta cuándo

El PBI argentino fue el que más cayó por el Covid-19 en el 2020 de todo el G -20.

Dólar y cierre de listas, un "menú" que indigesta al sector privado

El valor del dólar bue y el cierre de listas, cóctel explosivo esta semana