En el marco del convenio firmado entre ambas instituciones, Fundación Vida Silvestre Argentina impartió una capacitación en la casa central del Banco de la Nación Argentina (BNA), bajo el título: “Desafíos y oportunidades de las Finanzas Sustentables. Análisis de Riesgos Ambientales y Sociales”. La jornada fue abierta por Javier González Fraga, Presidente del Banco Nación, quien destacó la relevancia de la banca ética y la importancia de incluir el factor ambiental en el accionar de la institución.

“Que el mayor banco del país se ocupe de estos temas es muy auspicioso”, comentó el economista Pablo Cortínez, Coordinador de Negocios y Ambiente de Fundación Vida Silvestre Argentina. Y añadió que “promovemos que el sector financiero en su conjunto incorpore criterios no sólo ambientales, sino también sociales y de gobernanza, lo cual está en línea con las mejores prácticas internacionales en la materia”.

La capacitación convocó a 120 colaboradores de Banco Nación de diversas áreas, incluyendo varios del interior del país y contó con la presencia de Agustín Pesce, Vicepresidente Segundo de la institución, de Juan José Fragati, Gerente General, de Susana Ojeda, Subgerente General de Riesgo y Gestión de Cobranzas y de Christian Deus, Subgerente Departamental de Responsabilidad Social, Ética y Cumplimiento, entre otras autoridades del banco.

El taller constituyó el primero de una serie de encuentros previstos entre Vida Silvestre y el Banco Nación donde se abordarán los desafíos y las oportunidades de negocio y de fondeo para los bancos, la identificación y mitigación de riesgos ambientales y sociales, entre otros temas planificados, tal como Vida Silvestre lo implementa con otros bancos.

Luego de la apertura, Pablo Cortínez realizó una introducción a las Finanzas Sustentables y más tarde, Manuel Jaramillo, Director General de Fundación Vida Silvestre Argentina, se refirió a herramientas para evaluar casos del sector primario en Argentina, y expuso sobre la Deforestación en Argentina y la Ley de Bosques. La jornada prosiguió con una exposición de Mauricio Velásquez, Ejecutivo Principal de Ambiente y Cambio Climático de CAF y concluyó con un ejemplo de un Programa orientado a evitar la deforestación en la Región Chaqueña, presentado por Pablo Cortínez junto a Fernando Marengo, Economista Jefe del Estudio Arriazu & Asoc.

El convenio tiene como fin impulsar el estudio y la promoción de buenas prácticas ambientales en general que incluyan la no conversión y la no deforestación, e incentiven el mejoramiento de las actividades productivas agropecuarias, a través de líneas de financiamiento con condiciones especiales.