n Con su mix entre deportes de combate (kickboxing, artes marciales mixtas, boxeo tailandés) y entrenamiento Funcional, el Fitboxing se fue imponiendo entre el público local.

Creció de la mano de franquicias internacionales como Brooklyn y 9 round, a las que se sumaron versiones made in Argentina. Se ofrece, entre otros gimnasios, en cadenas como Sport Club y Open Park.

"Brinda un espacio para aquellas personas que siempre querían practicar deportes de combate pero que no les gusta que les peguen. Acá no hay contacto", explica el Licenciado en Educación Fisica, Ariel Osso, Presidente de Sonnos S.A, los proveedores más importantes de artículos de Boxeo, Crossfit y Funcional en Argentina. Por otro lado, históricamente en el país la practica de deportes de combate estaba asociada a lugares rústicos, lúgubres y sucios y hoy estos espacios son todo lo contrario.

El público que practica esta disciplina es en un 80% femenino. Prendió mucho entre celebrities y modelos locales como Nicole Neumann, porque se apunta un cuerpo flaco y fibroso, propio de ese tipo de deporte de combate.

"A diferencia del crossfit el rango etáreo es mas grande, ya que es menos lesiva la actividad. En crossfit se hace eje en la fuerza y acá en la resistencia y los movimientos explosivos", dice Osso y destaca: "A muchos les gusta la descarga de practicar estos deportes. El golpe libera más nivel de dopamina que una sentadilla normal".