Si la política del presidente del Banco Central y conductor de Finanzas, Luis Caputo, continúa con la eficacia de las últimas 48 horas de operaciones y consigue mantener estable el dólar, el foco de atención quedará esta semana centrado en la negociación por el Presupuesto 2019 que debe tener todos los caminos para llevar a la pretensión de déficit cero que el Gobierno ofrendó al Fondo Monetario Internacional para garantizar el adelanto de desembolsos.

El Gobierno parece actuar con la oposición en el minuto a minuto

La Casa Rosada quiere coronar el acuerdo con una foto del presidente Mauricio Macri con todos los gobernadores, mañana, y ponerle así un línea de llegada a la demora en encontrar el acuerdo. El Presupuesto debe ingresar el 15 de septiembre al Congreso Nacional para iniciar el debate, pero más importante aún, debe ser la cristalización de que el acuerdo es posible y, por lo tanto, la estabilización política y económica, tambien puede serlo.

Volvimos al mundo, pero para que observen los movimientos de Argentina, que ha recurrido al prestamista de última instancia y, por lo tanto, el país está sometido al monitoreo técnico pero también a la mirada escrutadora de las potencias que integran el FMI. Así como la suba del dólar y la fuga de capitales fueron alarma, el llamado de respaldo del presidente Donald Trump sigue alisando el camino en la coyuntura. The Washington Post, por caso, tomó la línea de marcar las críticas hacia la gestión del presidente Mauricio Macri, pero también el planteo colaborativo. La geopolítica es la clave frente a la preocupación que provoca en la región la situación de Venezuela y el tenor que está tomando la campaña electoral en Brasil. "A pesar de sus errores (Macri), está tratando de librar a Argentina al menos de su adicción populista y las políticas equivocadas derivadas de ella", señaló The Washington Post. Y agregó que "mientras esté dispuesto a tomar riesgos políticos en su causa, sus amigos del exterior no deben abandonarlo".

Mientras desde Estados Unidos envían señales de ayuda, ¿cuál es la colaboración interna? Los gobernadores fueron beneficiados con mayor autonomía de ingresos a partir del Consenso Fiscal de noviembre, pero la caída en la actividad económica está complicando las cuentas. ¿Hasta dónde llegará el acuerdo? Es probable que se agote en la resolución cuantitativa del toma y daca de ingresos y egresos. Es mucho más improbable que haya una decisión de generar más espacio a los aliados en la coalición o a la sugerencia de los sectores del peronismo, porque no parece haber una idea de Gran Acuerdo Nacional, como pomposamente lo definieron en su momento, sino solamente de un cierre de cuentas. En ese caso, la reunión del martes será parte de la fototerapia -como la definió el politólogo Luis Tonelli- y los acuerdos de fondo deberán seguir esperando.