Hasta hace algunos años, probar una de estas delicias de la pastelería era un manjar reservado solo para aquellos que viajaban hacia otras latitudes. Afortunadamente, y de la mano de emprendedores, el circuito gastronómico local comenzó a incorporar comercios especializados en donas artesanales.

Los amantes de estos sabrosos ejemplares en forma de rosquilla ven con buenos ojos û y un gran apetito- el número de aperturas de locales que se produjeron en el último año. Uno de los más exitosos fue un proyecto de un venezolano (país en que la dona es un clásico) de familia de chefs y su búsqueda frustrada por conseguir ejemplares en Argentina que respeten la receta tradicional. Luego de que sus amigos probaran sus productos y lo impulsaran a venderlos, Gustavo Castillo decidió abrir "Donut Therapy", ubicado en la esquina de Thames y Soler. Y el éxito no tardó en llegar.

El comercio palermitano ofrece las tradicionales donas glaseadas, de vainilla, chocolate, azúcar y canela, lemon pie y algunas opciones más orginales que van variando día a día. Entre ellas se destacan la mango-chili- lima, la Smores (con marshmallow grillado, crackers y chocolate) y la Reese´s (con chocolate, mantequilla de maní y maní caramelizado). Las donas de Castillo se cocinan frescas en el día y se venden hasta agotar stock.

Entre las ofertas del barrio, se sumó Bendet Donas (@benedetdonas), una propuesta que arrancó en Banfield y, luego de conquistar al público de zona sur, se instaló en el centro gastronómico de la ciudad.

Aníbal Benedet es la mente maestra al frente del emprendimiento. Respecto a la "manía" que se está dando por las donas, el cocinero afirma que los extranjeros son quienes más consumen el producto. "Los turistas venezolanos, puertorriqueños y los norteamericanos están acostumbrados al producto y se acercan a comprar todos los días. En Argentina era una comida que no se consumía mucho, pero ahora está cambiando, el público local se anima a probar distintas variantes, además de la de dulce de leche, por supuesto". En el local de Aníbal se fabrican donas frescas todos los días y los sabores incluyen desde la de limón, frutilla, chocolate y frutos rojos, hasta las de nutella y marroc (las más vendidas). Además cuentan con delivery y ofrecen productos para fechas especiales, con decoración temática y a pedido.