Playas de ensueño, cócteles frente al mar, empleados siempre sonrientes y atentos en un ambiente pulcro y exquisitamente decorado. El Grand Riviera Hotel de Miami Beach es "todo lo que está bien" para los afortunados que pueden hospedarse allí y pasar unas vacaciones alta gama. Pero detrás de esa perfección paradisíaca, se ocultan secretos muy oscuros.

Adaptación estadounidense de la conocida serie española del mismo nombre, este "Grand Hotel" producido por Eva Longoria trae consigo una fuerte impronta latina con todos los condimentos esperables: hay romance, intriga, traiciones, y algo de drama telenovelero.

El carismático Santiago Mendoza (Demián Bichir) es dueño del Riviera, un proyecto que cimentó junto a su difunta esposa Beatriz, con quien además tuvo dos hijos: Alicia (Denyse Tontz) y Javi (Bryan Craig). Hoy en segundas nupcias con la glamorosa y bellísima Gigi (Roselyn Sánchez), hace malabares para que su familia se ensamble con la de ella, que tiene dos hijas malcriadas y frívolas. El panorama doméstico es complicado porque Gigi era la mejor amiga de Beatriz, con lo cual sus hijastros no la quieren nada. Al fin y al cabo, hablamos de dramas bien latinos, pero la historia se pone interesante desde el principio cuando, durante un terrible huracán, una empleada del hotel desparece sin dejar rastro.

La mujer en cuestión, Sky, había descubierto algo en la empresa que comprometía a sus dueños. Presionada por la esposa de Mendoza, al no ceder encontró, suponemos, la muerte. Como los Mendoza tienen mucho poder en la ciudad, el caso se tapó pronto, casi sin investigación policial. Pero el pasado siempre vuelve y habrá quien arribe al Riviera en busca de la verdad.

En un ámbito donde todo deben ser risas y diversión, con cantante reggaetonero incluido que traerá aún más problemas al lugar, tras bambalinas se desnuda la delicada situación financiera de Mendoza que ha debido recurrir a prestamistas durante meses para seguir adelante con el hotel. Esta deuda generará conflictos y mentiras entre el patriarca y su círculo íntimo, ya de por sí convulsionado por envidias y rencores.

Liviana pero también entretenida, a veces naif pero decididamente atractiva casi tanto como todos sus protagonistas, uno más lindo que el otro- "Grand Hotel" ofrece un buen rato de drama que sabe enganchar al público. Lunes a las 23 por Sony Channel, disponible al día siguiente de cada capítulo en On Demand de Flow y Canal 1 de Cablevisión HD. También en Amazon Prime Video.

Más notas de

Analia Caballero

"The Outsider" y un regreso al policial de Stephen King

La atmósfera opresiva y angustiante, un clásico en las obras de King

Perdidos en el espacio: No hay nada como la familia unida

Perdidos en el espacio: No hay nada como la familia unida

The Witcher: la épica de matar o morir

Henry Cavill deja por un rato la capa de Superman y se mete en la piel de un cazador de monstruos

Vikingos: la sangrienta saga nórdica llega a su final

Bjorn (Alexander Ludwig) venció a su hermano Ivar y deberá gobernar una tierra arrasada.

The Mandalorian, el renacer de Star Wars

Un antihéroe sin nombre y sin rostro sobrevive como cazarrecompensas tras la caída del Imperio

The War of the Worlds: acertada visión del clásico de H.G. Wells

Eleanor Tomlinson y Rafe Spall intentan sobrevivir a la violenta llegada alienígena

Watchmen, una compleja fábula sobre la violencia

Policías sin rostro y justicieros intentarán detener otro brote fundamentalista en el sur estadounidense

The Politician: ácida comedia sobre lo peor del ser humano

Ben Platt interpreta a Peyton, un joven brillante que tiene como meta de vida ser presidente de Estados Unidos

Marianne: sólo para valientes

La atormentada Emma está encarnada por Victoire Du Bois, quien deberá enfrentar a sus propios demonios

Grand Hotel: intrigas y traiciones con fuerte sabor latino

Demián Bichir y Rosalyn Sánchez lideran el clan Mendoza y un hotel a punto de quebrar, al que salvarán a toda costa

noticias relacionadas