El parlamento de Francia aprobó un impuesto a las empresas tecnológicas por medio de una ley que desafía la investigación abierta por Estados Unidos, que a su vez amenaza con represalias, muy en el estilo del presidente Donald Trump.

La nueva ley apunta a terminar con una brecha fiscal por la que algunos de los pesos pesados de internet pagan muy poco en países donde obtienen muchos beneficios, aseguraron las autoridades francesas.

La legislación, llamada "tasa GAFA" (un acrónimo para referirse a Google, Apple, Facebook y Amazon), fue aprobada por un último voto a mano alzada en el Senado después de haber pasado previamente por la cámara baja.

Pero la decisión francesa generó una dura respuesta de Trump, que incluso antes de que se aprobara la ley ordenó una investigación que podría derivar en medidas de represalia, algo que el ministro francés de Economía calificó de hecho sin precedentes en la historia de las relaciones entre ambos países.

GAFA es por Google, Apple, Facebook y Amazon

La nueva norma impone una tasa del 3% sobre los ingresos de las mayores empresas tecnológicas que dan servicios a los consumidores franceses.

El impuesto recaudaría unos 400 millones de euros (450 millones de dólares) en 2019 y 650 millones (732 millones de dólares) en 2020, y se aplicaría a una treintena de grupos empresariales, muchos de ellos estadounidenses.

"A Estados Unidos le preocupa mucho que los impuestos por los servicios digitales, que se espera que sean aprobados por el Senado francés mañana, se dirijan de manera injusta a las empresas estadounidenses", había declarado en un comunicado el representante de Comercio estadounidense, Robert Lighthizer.

Pero el ministro francés de Economía, Bruno Le Maire, rechazó la reacción estadounidense y declaró que las "amenazas" no eran la manera de resolver tales diferencias.

"Entre aliados debemos y podemos solucionar nuestra diferencias de otra forma que con amenazas", dijo ante el Senado francés.

"Francia es un Estado soberano, decide soberanamente sus disposiciones fiscales y seguirá decidiendo soberanamente sus decisiones fiscales", añadió.

El artículo "Section 301" es la herramienta principal que la administración Trump usó en la guerra comercial con China para justificar los aranceles contra lo que Estados Unidos calificó de prácticas comerciales desleales.