Tras el duelo sangriento con que cerró su primera entrega, dejándonos a todos con desconcierto y algunas dudas, regresa a la pantalla Killing Eve. Eve Polastri (Sandra Oh) y Oksana Astankova (Jodie Comer) alias Villanelle vuelven a enredarse en su juego de seducciones y persecución que las verá correteando por varios países de Europa. La segunda temporada de esta historia entre una agente de inteligencia y una asesina letal estará marcada por el desafío del cambio de guionista.

Aunque para algunos la serie pierde algo de fuerza en estos nuevos capítulos, las críticas resultan un tanto excesiva. Sigue manteniendo intacto su encanto, con ese humor negro elegante, actuaciones sólidas y su particular registro que se encabalga entre el drama, el thriller erótico y la comedia absurda.

La historia había terminado con las dos protagonistas en Paris. (Spoiler alert para quienes estén atrasados con los capítulos). Eve había apuñalado a Villanelle en la cama del departamento de esta asesina bon vivant. A partir de ahí la historia se retoma con Eve tratando de recomponerse y salvar su matrimonio, y Villanelle luchando por sobrevivir y volver a la carga. Uno de los elementos desestabilizantes en esta oportunidad será la aparición de una nueva asesina que amenaza con robar protagonismo.

En la última edición de los premios Emmy, hace pocas semanas, una de las grandes estrellas de la noche fue Phoebe Waller-Bridge, quien se llevó el premio de actriz protagónica de comedia y a la mejor guionista por la brillante Fleabag, una de las mejores series del año. La chica del momento tiene mucho que ver con Killing Eve, ya que fue la creadora del programa y escribió su primera temporada. Para esta segunda parte de la historia, Phoebe se corrió del proyecto pero lo dejó en buenas manos: Emerald Fennell.

Con un nombre que suena como una villana más de Killing Eve, Emerald es conocida por su rol de actriz: se la vio en Call the Midwife, La chica Danesa y pronto aparecerá en el rol de Camilla Parker en The Crown. Pero, además, es amiga de Phoebe (aseguran que comparten un humor similar) y estuvo involucrada en la escritura de la primera temporada. Aunque no todos quedaron conformes con el resultado, la serie vuelve a colocarse entre lo más destacado de las producciones actuales.

Pero Waller-Bridge no fue la única que se llevó un Emmy a casa. También hubo premio para Jodie Comer, la actriz que interpreta a Villanelle, ese personaje fascinante y psicópata que, tal como la describe su propia contraparte, "busca llamar la atención, es malcriada, extravagante y se aburre con facilidad".

Es cierto que esta vez todo luce un poco más repetitivo: por momentos parece que se estuviera agotando la fórmula, como si no hubiese mucho más camino por recorrer en la historia. Pero logra salir del fango con humor inteligente, excelentes personajes secundarios como el de Carolyn y algunos giros en la trama bien puestos. Y, claro está, gracias a las actuaciones descollantes de sus protagonistas. La serie puede verse desde el sábado pasado a las 23 hs por Paramount Channel o, para maratonear, todos los capítulos están ya disponibles en Cablevisiòn Flow.

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos