Pedro Vaquero es Director General para América Latina de META4, y habló con BAE Negocios sobre la forma en que la tecnología ayuda a mejorar la gestión de Recursos Humanos en las empresas, y la renovada apuesta de su compañía a la Argentina como uno de los principales países en la región. El hecho de haber vivido en el país un par de años se nota en este ciudadano español en el uso de palabras como "guita", o "acá", típicamente argentinos.

–¿Cuáles son las principales tendencias hoy en la gestión de RR.HH.?
–Menciono un tema principal que en el fondo es un paraguas que agrupa distintas iniciativas, que a su vez generan distintos productos, y tiene que ver con la transformación digital. Cada vez más las empresas nos piden ayuda por ese lado y ahora mismo una gran parte de la compañía se encuentra trabajando en disponibilizar una oferta de productos y servicios con todo lo que hay de transformación digital en recursos humanos. Esto tiene que ver con temas de experiencia del empleado, lo que los norteamericanos llaman "employee experience", tiene que ver con temas de automatización de procesos, el acceso a la información, el data driver intelligence. Son las tres facetas cubiertas y que engloban numerosas iniciativas que en algunos casos estamos dirigiendo nosotros desde el área de I+D y en otros casos nos estamos aliando con empresas que pueden complementar nuestra oferta de soluciones en estos aspectos.

–¿Y el mayor requerimiento en esos temas cuál sería?
–Si tuviera que elegir una de estas tres áreas que mencioné, la de la experiencia del empleado sería sin duda la más relevante. A las compañías cada vez les interesa más el generar entornos donde el empleado se sienta parte no solamente por la función que desempeña, sino por el vínculo con la propia empresa. Ya las áreas de marketing y el resto de las áreas de las compañías se dieron cuenta de esto, de la importancia de que los empleados sean "embajadores" de la empresa. Detrás de eso también hay un interés de las empresas por personalizar en la medida de lo posible las experiencias de los empleados, que éstas tengan que ver con sus intereses. Seguramente un millenial que se está incorporando a la empresa no va a tener las mismas necesidades ni preocupaciones que un padre de familia de 50 años, con tres hijos y en una etapa de la vida distinta. Todo eso lleva aparejadas situaciones muy diversas que tocan lo salarial, las condiciones laborales en términos de jornada de trabajo, de aspectos de flexibilidad laboral, de conciliación de la vida laboral y la profesional y de paquetes de beneficios.

–¿Esto tiene que ver más con la tecnología o con que la gente tiene otras demandas?
–Ese es un muy buen punto. Te diría que nosotros desde el rol de proveedor tecnológico intentamos que precisamente la tecnología sea un facilitador al final de este tipo de procesos. Es decir que cuando una compañía quiera ofrecer un servicio distinto, una solución diferente, un paquete distinto a las distintas tipologías de empleados pueda llegar a hacerlo. Esto sería prácticamente inviable en empresas de 500, 1000 o 10.000 empleados sin la tecnología. El tener de alguna manera el registro, conocer bien a tus empleados y flexibilizar tu llegada a ellos, sin la tecnología es inviable.

–¿Qué mejora para las empresas aplicar este tipo de soluciones?
–Vemos impactos en distintos ámbitos. Uno de esos tiene que ver con el engagement, el compromiso, el "ponerte la camiseta" de que hablamos siempre, y que tiene que ver con temas de motivación, de satisfacción de los empleados y eso impacta directamente en temas como el índice de rotación. En la medida en que un empleado esté satisfecho, se sienta valorado y demás es más que probable que su permanencia en la empresa aumente. Y eso es algo que finalmente se traduce en plata. Porque cada vez que se va un empleado obliga a la empresa a reemplazarlo, y hay que hacer una búsqueda, un proceso de selección, el nuevo empleado se incorpora a la empresa y hay una curva de aprendizaje hasta que sobre todo cuando hablamos de perfiles más calificados, el empleado está en el cien por cien de su madurez. Y el tiempo que transcurre entre que se va un empleado y el nuevo está a su nivel son meses de trabajo que al final se corresponden con guita que la compañía pierde.

–¿Qué ve Meta4 en la Argentina para seguir apostando al país?
–Nuestro compromiso con el país viene desde hace muchos años. Desde que estamos en Latinoamérica, iniciamos el camino en dos países, México y la Argentina hace ya casi 25 años, y desde entonces estamos en el país, sufrimos con el país los devenires, los ciclos económicos y demás, los grandes momentos de crisis como el 2001 nos tocó vivirlos juntos y seguimos aquí. En algún momento tuve también la suerte de vivir aquí un par de años, entonces conozco de primera mano, coincidió en el 2008 con la crisis del campo que me tocó vivir en aquel momento, y siempre veo a la Argentina en ese sentido como un tobogán. Cuando alguien está en un tobogán no puedes estar en el medio, estás arriba o estás abajo, y a la Argentina le pasa igual. Es difícil encontrar periodos de una estabilidad media a lo largo de un tiempo determinado. Pero la verdad seguimos confiando en el país, nos sentimos muy cómodos sobre todo porque nuestra compañía aprecia mucho el talento, y para mí la Argentina se sigue caracterizando por ser un país muy talentoso.

–¿Hay algo de su experiencia argentina que ustedes aplican en otros lugares?
–Te diría que la Argentina es un país en el que es muy complicado quedarse en lo que llaman "la zona de confort". Incluso en los ciclos de estabilidad, uno sabe que acá te tienes que preparar para lo que venga. Esa cultura que de alguna manera te permite eso, estar alerta, el decir que aunque tengas un buen año eso no va a durar para siempre. Esa es una enseñanza te diría mundial pero que en Argentina uno la hace más patente, porque efectivamente las condiciones del entorno, laborales y demás, cambian con una velocidad mucho mayor que en otros países. Eso te permite estar siempre atento y preparado para lo imprevisto. Ese es uno de los aspectos que más los caracteriza y que lo ví en el tiempo que estuve viviendo acá.

Más notas de

Hector Medina

Trámites en un click: Documentación digital y apps estatales, el futuro de la identificación global

Abrir una cuenta bancaria o presentar una declaración de impuestos se podrá realizar desde el propio teléfono celular

La migración ilegal, un problema que atraviesa las fronteras continentales

La migración ilegal, un problema que atraviesa las fronteras continentales

Hidrógeno verde, otra alternativa para generar divisas en la región

Las grandes potencias económicas deberán importar el 60% del hidrógeno verde que consuman, lo que abre una ventana de oportunidad  para los países que puedan producirlo y exportarlo

El teletrabajo permite que el sector público mejore su competitividad

El teletrabajo permite que el sector público mejore su competitividad

8M: Las leyes y la pandemia dificultan avanzar en la reducción de la brecha de género

8M: Las leyes y la pandemia dificultan avanzar en la reducción de la brecha de género

Las "relaciones carnales" con Washington, el sello del menemismo en política exterior

Las "relaciones carnales" con Washington, el sello del menemismo en política exterior

Más deuda, más déficit, más desempleo, el legado que Trump le deja a Biden

Más deuda, más déficit, más desempleo, el legado que Trump le deja a Biden

Balance 2020: Los liderazgos mundiales se pusieron a prueba con la pandemia como forzado eje común

Balance 2020: Los liderazgos mundiales se pusieron a prueba con la pandemia como forzado eje común

La elusión empresaria y la evasión le restan a los países USD427.000M de ingresos al año

La elusión empresaria y la evasión le restan a los países USD427.000M de ingresos al año

La carrera global por la vacuna contra el coronavirus entra en su etapa final

Muchas vacunas de diferentes partes del mundo avanzan en sus fases

noticias relacionadas