Un análisis de la Guía Estratégica para el Agro (GEA), adelantó que la presencia de lluvias que se dieron hasta ayer, puede significar el fin del fenómeno de la Niña para el tercer trimestre del año.

Así lo señaló el director de GEA, José Luis Aiello al sostener que "hay indicadores que podrían anunciar algún cambio en la circulación atmosférica. Esto podría amortiguar el actual bloqueo y conducir hacia una mejor oferta de agua". Esto podría ser un aliciente para la siembra de trigo que arranca a mediados de mayo.

Por lo pronto, el fin de semana el núcleo de lluvias más importante se desarrollo sobre el sur de Entre Ríos y norte de Buenos Aires, en este último alcanzó en promedio los 50 milímetros. Es sabido que en el caso del maíz era necesario la caída de agua de al menos 140 milímetros que deberían haber llegado hace dos semanas, quizás y pese a la poca cantidad esta llego muy tarde.

Según el GEA la semana pasada las débiles lluvias que se observaron de manera puntual "no sirvieron" para mejorar el panorama. El balance semanal muestra una nueva pérdida de humedad del suelo, con un déficit hídrico que se mantiene en el orden de los 100 milímetros y 120 milímetros en sectores puntuales.