La aplicación Greener debutó en octubre de 2020 en General Madariaga y en menos de cuatro meses el municipio multiplicó por siete la recolección de residuos reciclables. Creada por un equipo de emprendedores sub 25, con apoyo de la empresa Coca-Cola, la app busca expandirse y conquistar nuevos mercados.

A mediados de 2020 dos jóvenes ingenieros ambientales argentinos detectaron una paradoja: en plena era de la información todos podemos saber hasta cuántos pasos damos por día, pero no es posible medir con certeza la cantidad de basura que generamos. Y, están convencidos, eso explica una parte importante del problema mundial en torno a los residuos. Según ellos, si no se toma una verdadera dimensión de lo que hacemos no habrá un cambio real, y nada detendrá el crecimiento de las montañas de basura en los rellenos sanitarios.

"Sin datos precisos resulta muy difícil asignarle un valor a eso que descartamos y trazar la responsabilidad de cada uno en el impacto colectivo", explica Tomás Antonini, que junto a Santos Harismendy, su amigo y compañero de ruta universitaria, decidió llevar la teoría a la práctica y trabajaron codo a codo para dar a luz a Greener, una aplicación para celulares que conecta sin cargo a los vecinos con su servicio local de recolección diferenciada. Mediante una interfaz simple e intuitiva, el usuario avisa que tiene bolsas de reciclables listas para ser retiradas y el sistema se encarga de incluir a su domicilio en la próxima ruta. Una especie de recolección on demand.

Gracias a Greener, los vecinos de Madariaga se volcaron a reciclar y ya se recolectan siete veces más residuos sólidos que antes, pasando de unos 200 kilos diarios a casi 1.400, indicó el portal Journey.

Contar con datos fehacientes de cuánto se recicla en cada hogar permitió, además, abrir el juego a un programa de incentivos para reciclar cada vez más. Por cada bolsa retirada, el usuario suma puntos que luego puede canjear por órdenes de compra, ecobolsas, composteras y merchandising oficial de Coca-Cola, que se sumó a la iniciativa en el marco de Un Mundo sin Residuos, su compromiso global con el que busca recuperar y reciclar el equivalente al 100% de los envases que pone en el mercado para 2030.

Los resultados logrados en Madariaga llamaron la atención de otras localidades y la app está a punto de lanzarse en Lanús, Mar Chiquita, Mar de Cobo y Santa Clara del Mar; todos distritos muy dispares en cuanto a tamaño y comportamiento, lo que representa un gran desafío para los desarrolladores.