Trabajar en eficiencia energética es la primera medida que cualquier plan de gobierno en esa área debe tener en cuenta, porque aporta a tres cuestiones fundamentales para la sustentabilidad social: la economía, el cuidado del ambiente y la salud y el trabajo en conjunto.

Es muy conocida la frase "No hay energía más barata que la que no se usa", porque es más "barato" para el ambiente desde que se evita mal usar recursos naturales y, así, disminuye el impacto en las emisiones de gases efecto invernadero y de particulado al aire por el menor consumo de energía, y porque también es más "barato" al evitarnos gastar pesos inútilmente.

En conclusión, somos más competitivos desde todo punto de vista, como sociedad, si dejamos de consumir energía que no es necesaria para vivir y producir bien.

Uno de los primeros objetivos que se deben trabajar para hacer eficiencia energética y que perdure en el tiempo son los cambios de conducta, porque son los que más tiempo le insumen a la sociedad, por eso un punto desde el que partir es re-pensar los usos que le damos a la energía, en la vida diaria, en la producción y en la construcción, de esa forma se hacen conscientes muchas ineficiencias de la vida diaria, escondidas en costumbres.

Obviamente que la educación juega un papel fundamental a la hora de cambiar hacia conductas más racionales económica y ambientalmente hablando, pero también es muy importante ver còmo esas costumbres se han introducido incluso en las formas de diseñar y construir nuestras viviendas, sin darnos cuenta en los ùtlimos años se prioriza el diseño visual por sobre la eficiencia, esa decisión muchas veces es inconsciente por la falta de información, para subsanar ese problema, el etiquetado de viviendas es la mejor herramienta

En Santa Fe hoy tenemos una Ley de Etiquetado de viviendas en eficiencia energética, fruto de un gran trabajo del equipo técnico y político de la Provincia y de la comunidad que se gestó con los Colegio de Arquitectos, de Tec. y Maestro Mayor de Obras, de Ing. Especialistas, y de Ing. Civil.

La Ley pone a disposición de los santafesinos una etiqueta, tal cual la de los electrodomésticos, registrable a nivel provincial, generada a través del software creado por la provincia y gestionada por un profesional capacitado en visitas a la vivienda. Esa etiqueta muestra qué nivel de consumo energético tiene esa propiedad, analizándolo mediante un Índice de Prestaciones Energéticas que también fue creado desde la provincia. El dato es fundamental para quien está por decidir una inversión de compra o alquiler, porque permite comparar viviendas y, así, ahorrar mucho dinero en facturas de energías. El mercado inmobiliario es el que va a tomar esta etiqueta como un activo más de las operaciones, ya que la etiqueta aporta transparencia para con el cliente, es por eso que desde el inicio el proyecto de ley se consensuó con entidades que nuclean a las constructoras e inmobiliarias.

A partir de las capacitaciones que dictamos tenemos hoy 400 profesionales etiquetadores, que pueden trabajar también para asesorar en construcciones nuevas, para que sean más eficientes y poder darles una buena calificación energética. En la mayoría de los casos no se requiere una gran inversión para que la vivienda sea más eficiente, incluso en las pequeñas refacciones que se realizan, teniendo en cuenta ciertos criterios que los profesionales pueden aconsejar, el consumo de gas y electricidad puede bajar considerablemente.

A través de un convenio con el Gobierno nacional, la provincia de Santa Fe aporta todos sus conocimientos, capacitación y software al Plan Nacional de Etiquetado de Viviendas, en el que la Subsecretaría de Eficiencia Energética de la nación posibilita a otros gobiernos locales y provinciales, como Bariloche, Godoy Cruz, Mendoza, Salta y Tucumán hacer un pruebas piloto de etiquetado, lo que es una buena base para avanzar en leyes u ordenanzas.

Ahora también los municipios y comunas de la provincia van a poder adherir a la ley provincial y aplicarla, generando ordenanzas de construcción sustentable o determinando cierta categoría de etiquetado para aprobar el proyecto constructivo, de esa forma el efecto de la ley se escala mucho más.

Este proceso se inicia en estos años, en los cuales la sociedad se preocupa cada vez más por los impactos ambientales y es menos paciente con los tiempos de la burocracia, en ese contexto creemos que la forma de dar respuesta a esas urgencias es colaborar entre todos según la responsabilidad que nos cabe.

En definitiva, toda esta experiencia muestra que el papel de las políticas pùblicas en energía es ineludible, porque el Estado es el puente entre muchos actores que no avanzarìan solos en temas tan innovadores como progresistas, y como ha dicho el Gobernador Lifschitz "Estamos orgullosos de poner a Santa Fe a la vanguardia, con estas iniciativas le damos sentido a la política y al rol del estado, que no es sólo administrar la coyuntura sino también y sobre todo pensar el futuro, tener visión, trabajar y sentar las bases para que ese futuro se concrete".

* Secretaria de Estado de Energía de Santa Fe

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos