Fue uno de los protagonistas parlamentarios en los debates sobre legalización del aborto en el que marcó diferencias con la Casa Rosada. Pero no toma distancia de Macri sino que, por el contrario, afirma que hay condiciones para la reelección

–¿Por qué cree que a pesar de la fuerte crisis económica del año pasado Macri parece seguir siendo competitivo?
–Porque creo que la gente, más allá de que la pasó mal en la crisis, entiende que no todo es responsabilidad de Gobierno. Hay factores exógenos y otros que existen en el país desde hace mucho y que nos hacen muy vulnerables. Y entiende que para crecer sostenidamente había que tomar decisiones difíciles. Creo que además la gente valora que el Gobierno reconozca errores y no transmita agresividad como la administración anterior. Y me parece también que hay puntos que destacar más allá de la economía, como la lucha contra la inseguridad o contra el narcotráfico o la presencia de una política social amplificada.

–Muchos en la UCR reclamaron estos últimos meses un mayor espacio en Cambiemos
–Siempre en una coalición cada espacio busca un mayor protagonismo y es lógico y es válido en la política. Seguramente si Macri es reelecto habrá ciertos reacomodamientos en los gabinetes como corresponde, y en ese marco se verá si el Presidente decide darle al radicalismo algún lugar en el gobierno distinto al que tiene.

–¿Cree que pueden sumarse radicales al Gabinete?
–El gabinete lo conforma el presidente. Respecto de la mesa chica, el radicalismo participa en la toma de decisiones, sobre todo con sus ministros del gabinete. Y en el Congreso el presidente de nuestro interbloque es radical. Pero insisto, es válido que cada espacio político aspire a más y eso estará dentro de las discusiones.

“Hay cuestiones en las que se puede coincidir con Bolsonaro”

–¿Cómo ve el escenario electoral en CABA? Se debate la cuestión de si Lousteau puede ser parte de una interna en Cambiemos
–Respecto de la interna con Lousteau, creo que se tendrá que resolver dentro del funcionamiento de Cambiemos en la Ciudad, que se conformó recién ahora. Y veremos si se decide eso. Pero yo no tengo ninguna duda de que, haya o no haya PASO en Cambiemos en CABA, Horacio Rodríguez Larreta ha hecho una gran gestión y seguramente el electorado lo acompañará y será reelecto.

–¿Qué piensa de un llamado a Extraordinarias en febrero? Algunos en Cambiemos temen que no haya consensos sobre los proyectos a aprobar y se vea como una derrota política.
–Es una facultad del Presidente. En general es más fácil consensuar en las extraordinarias de diciembre porque se dan en continuidad con el año legislativo. Por eso uno imagina que sin leyes consensuadas en la primera mitad de febrero sería más lógico llegar directo a Ordinarias.

–¿Cómo ve la implementación de varios DNU por parte del Presidente? Era un tema que se le criticaba al kirchnerismo.
–Los DNU son una facultad constitucional y Macri es uno de los presidentes que menos DNU firmó. Pero aun así es lógico que cuando el Congreso está en receso el Presidente, por una cuestión de necesidad y urgencia, pueda dictar normas a través de esta herramienta. El de Extinción de Dominio me parece de suma importancia pero también la reforma de la Secretaría de Deportes. Pensar en una Agencia puede darle más agilidad al funcionamiento de las políticas deportivas, algo que debe ser prioritario en nuestro Gobierno.

–Muchos constitucionalistas, a los que difícilmente se pueda acusar de antimacristas fervientes, dijeron que no había necesidad ni urgencia en los temas de estos DNUs.
–La evaluación sobre la necesidad y urgencia es subjetiva, y también puede evaluarlo la Justicia. El presidente esperó mucho que el Congreso apruebe una ley de Extinción de Dominio, por lo que creo que está bien ponerlo en vigencia. Y pienso que estos constitucionalistas creen que es correcto que haya una ley referida a esto.

–Algunos en Cambiemos, como Carrió, criticaron el foco del Gobierno en la inseguridad diciendo que se estaba “bolsonarizando” la campaña. ¿Usted cómo lo ve?
–Creo que las medidas que tomó el Gobierno son correctas. Desde el retorno democrático la inseguridad fue creciendo y ningún gobierno previo logró mitigarla haciendo cosas distintas a nosotros. Y en el caso del régimen penal juvenil en particular, es insostenible que tengamos una legislación firmada por el genocida Videla hace 40 años. Creo que el proyecto que impulsa el Gobierno es muy bueno. Y sobre la "bolsonarización", yo diría que hay cosas en las que por supuesto uno no coincide con Bolsonaro, como las políticas de género claramente. Pero en otras cuestiones uno puede coincidir. Mucha gente reclama por la inseguridad, cansada de tener miedo o de que la maten por un celular.

–Manifestó su intención de volver a ser candidato a diputado este año. ¿Se ve otra vez siendo candidato en provincia o está más cómodo en la Capital?
–Nací en La Plata, así que puedo ser candidato tanto en Provincia como en CABA. Estoy a disposición de lo que decidan Macri, Vidal y Larreta. Mi aspiración natural sería reelegir para aprovechar la experiencia de estos 4 años en el Congreso, pero por supuesto que si el Presidente decide otra cosa la respetaremos.

–¿Cómo ve la decisión de Vidal de no desdoblar las elecciones? ¿Ella se sacrificó por el presidente?
–Creo que demuestra su vocación de priorizar siempre lo colectivo. Ella entiende que una elección dividida obligaba a los bonaerenses a votar 4 ó 5 veces, además con el gran costo económico, desde lo político también se habrá evaluado que la elección unificada es conveniente para la reelección del presidente Macri.

La legalización del aborto va a aparecer en la campaña

–Los años electorales suelen tener poca actividad legislativa. ¿Qué espera de este año en el parlamento?
–Sí. Siempre los años electorales son un desafío para el Congreso. Esperamos poder funcionar lo más posible, pensando en que muchos diputados participarán de elecciones provinciales casi todo el año. Pero esperamos poder tratar en el primer semestre la ley de barras y el financiamiento de partidos. Y en mi caso pretendo impulsar la reforma de la ley de protección animal y avanzar con la ley de juicio en ausencia para la causa AMIA.

–¿Y la ley de alquileres que usted había promovido el año pasado y luego se trabó?
–También la volveremos a presentar. Estamos trabajando con las organizaciones y trataremos de convocar a inquilinos y a inmobiliarias a debatir a partir de marzo. Realmente se necesita una ley de alquileres que, insisto, no es una ley que fija precios, que se fijan por oferta y demanda. Pero sí hay muchas cuestiones como los costos del inquilino al ingresar, las comisiones o las garantías.

–Usted fue uno de los grandes promotores de la legalización del aborto el año pasado. ¿Qué lugar espera que ocupe este tema en la campaña electoral?
–Primero, vamos a presentar nuevamente en marzo el proyecto impulsado por la Campaña del Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Esperamos este año superar las 70 firmas del año pasado. Luego veremos si es posible el debate en el Congreso, porque está este marco del año electoral. Y también habrá que analizar qué pasa en la sociedad y cuánto se discute el tema. Y creo que aparecerá en la campaña porque está instalado y es un proceso indetenible. El siglo XXI es el de la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer.