En Estados Unidos los errores médicos son la tercera causa de muerte, sólo después de las enfermedades cardíacas y cáncer. Los errores en los análisis clínicos implican diagnósticos equivocados o tardíos, costos agregados y tratamientos innecesarios. Dos de cada tres de esos errores, ocurren antes de que la muestra llegue al laboratorio.

Según estadísticas globales, el 25% de las vacunas llegan en malas condiciones y no se pueden usar por problemas con el envío, mientras que 2 de cada 3 errores en análisis clínicos ocurre durante el viaje al laboratorio. Dado el contexto Covid que se vive a nivel mundial, es importante que los diferentes actores de la salud como ser laboratorios, industrias, centros de salud y el Estado trabajen en que estas cifras se reduzcan lo más rápido posible.

El transporte de objetos en el ámbito de la salud ha tomado especial relevancia en los últimos tiempos, evidenciando la necesidad de un sistema que garantice la trazabilidad total y el mantenimiento de la cadena de frío, teniendo en cuenta la gran cantidad de vacunas y análisis de laboratorio que se dañan en el proceso logístico.

Por aire

 

Según IATA, el 30% de los medicamentos arruinados se atribuyen a problemas logísticos; el 25% de las vacunas llegan en malas condiciones por problemas con el envío; el 20% de los productos con condiciones de temperatura son dañados durante el transporte debido al quiebre de la cadena de frío.

Los sistemas de transporte para medicamentos tienen que estar preparados para mantener distintos rangos de temperatura (pueden ser isotermos, frigoríficos o refrigerados) con sistemas de control activos y pasivos. También es preciso vigilar el nivel de humedad, la presión atmosférica o los impactos en la manipulación de los productos.

La gestión de riesgos en el transporte de medicamentos es un aspecto primordial para achicar los márgenes de costo en el sector de la logística farmacéutica. Solamente en el transporte aéreo de medicamentos termolábiles, la IATA calcula que las pérdidas totales por problemas de conservación son de 35.000 millones de dólares anuales, de los cuales casi la mitad están relacionadas con el deterioro de los fármacos en el tránsito entre los distintos eslabones de la cadena de suministro.

En la Argentina, por ejemplo, los laboratorios más importantes del país mueven alrededor de 600.000 muestras por mes. En la industria de la salud, desde hace muchas décadas no se ve un avance tecnológico en la logística del transporte. Y sabemos que lo que no se mide, no se puede mejorar. La tecnología es un gran aliado para este problema. THIS (Total Healthcare Insight Solution) es una solución integral de bajo costo, creada por H-Trace que combina ciencia de datos, Internet de las cosas y un sistema de sensores con control térmico que permite la personalización del transporte de cada objeto o envío.

En otros países ya existe la trazabilidad de estos productos, pero ninguno trabaja en el sensado de temperatura con inercia térmica, lo que representa un gran cambio en la cadena de frío, dado que los demás sistemas miden la temperatura del aire en el espacio, y no la temperatura real del objeto. También hay un sistema de sensores que monitorean la cadena de frío, golpes, caídas abruptas, apertura del empaque, humedad, y otras variables, las cuales pueden ser configuradas para alertas en tiempo real y análisis de datos. Toda esta información es almacenada mediante blockchain, con un formato descentralizado, otorgando una capa adicional de seguridad e inviolabilidad de la información.

* Director General de H+Trace