No es la primera vez que el problema del endeudamiento externo nos coloca en esta encrucijada. La situación es crítica. Lo concreto es que debemos un PBI entero. Pero lo más grave es la acumulación de vencimientos en el corto plazo (definiendo por tal los próximos tres años) que alcanza los 150.000 millones de dólares. Incluyendo dentro de ese monto el préstamo vigente con el FMI. Definitivamente impagable, bajo cualquier hipótesis.

Hay quienes sostienen que los montos que vencen el primer año son "manejables" y proyectan una programación financiera de sólo 16.000 millones de dólares de necesidad de financiamiento. Esa afirmación presupone un altísimo nivel de roll over de toda la deuda intermedia de corto plazo (tanto del tesoro como del Banco Central). Y, aún así, no es capaz de responder de dónde sacaría Argentina ese financiamiento con un riesgo país que se mueve entre los 900 y los 1.000 puntos. Esta realidad de corto plazo requiere poner en el primer plano aquello de lo que nadie quiere hablar: tanto el FMI como los propios acreedores saben que se va indefectiblemente a una renegociación del acuerdo con el Fondo y a una reestructuración de los vencimientos de deuda.

"Renegociar" significa un único camino: pasar del actual stand-by a un préstamo de facilidades extendidas, donde los plazos de repago se extienden a varios años, pero a cambio las medidas exigidas son muchísimo más duras. Y entre ellas incluyen reformas estructurales, centralmente las reformas laboral y previsional.

“Renegociar” es ir a un préstamo de facilidades extendidas

El propio gobierno de Macri, en la eventualidad que obtenga su reelección, irá a una renegociación de estas características. Pero lo que nos preocupa es la forma en que la oposición peronista está planteando el tema. Todos, absolutamente todos, acuerdan en continuar bajo la tutela del acuerdo del FMI. Y también unánimemente afirman que se garantizará los pagos de deuda externa. En eso coinciden tanto el kirchnerismo como Alternativa Federal o el eventual espacio de Lavagna. A partir de ahí abren un abanico de discursos sin demasiada explicitación, alegando que igual se puede implementar una política "progresista", "de redistribución de la riqueza" o "nacional y popular". Se argumenta que bastaría con "renegociar" con el FMI con cierta firmeza.

La lectura que hacemos desde la izquierda es radicalmente opuesta: si se continúa con el acuerdo con el FMI y se sigue pagando la deuda externa no hay absolutamente ninguna oportunidad de hacer la más mínima política de reactivación, o tomar medida alguna de redistribución del ingreso. Iremos de crisis en crisis, que cada vez serán mayores, pasaremos por las mil y una renegociaciones con el Fondo, que nos exigirá condiciones cada vez más duras, incluyendo las citadas reformas estructurales, y finalmente, terminaremos en una nueva crisis aguda, como ya sucedió en 1982, 1989 o 2001.

Como vemos, el problema no es "renegociar con el Fondo o no". Todos van a renegociar. La cuestión es que no hay "renegociación progresiva". El próximo gobierno, sea del signo que sea, va a transformarse en el administrador de ese ajuste, que va a terminar siendo más duro que el actual. Y que, con el perfil de deuda en crecimiento, va a crear una bola de nieve que nos llevará de todas formas al default en el corto plazo.

Entonces la alternativa será si vamos a una nueva quiebra tras seguir cayendo más aún hacia el fondo del pozo. O si, por el contrario, tomamos una decisión soberana de política económica y somos nosotros los que cortamos por lo sano. Por eso decimos que es una cuestión de vida o muerte: hay que romper con el FMI y suspender inmediatamente los pagos de deuda externa. Consideramos que es la única medida, elemental, para poder, a partir de ahí, plantear otro programa económico que ponga la prioridad en resolver las acuciantes necesidades populares: trabajo, salario, jubilaciones, educación, salud y vivienda.

* Economista. Dirigente de Izquierda Socialista

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos