Desde su canción “El final es donde partí” la banda de rock La Renga apela al clásico tópico respecto de que el corazón tiene razones que la razón no entiende. Juego de palabras para dar un paralelo a la discusión salarial 2018 y el 15% de techo en formato de meta inflacionaria. Del otro lado de la grieta y tomando distancia del modelo y espíritu Cambiemos, Sebastián Fernández (@rinconet) desplegó sentencia con más amplitud que sus pensamientos en Twitter. “Nos están tratando de vender como meta de inflación el techo de las paritarias. El ilusorio límite del 15% por estos días tiene base en milagros, fenómenos que en economía son infrecuentes. En realidad se está penalizando a los trabajadores. Lo consideramos en virtud del deterioro del poder adquisitivo dentro de la gestión de este Gobierno”.

Fernández es arquitecto, profesión superada por sus dones en la Matrix K, al grado de activar a un politólogo y economista no convencional que en el ejercicio de expresar “spoilers” de arranque, deja claro de qué lado se ubica en el pasado cercano, presente y futuro. Escribe a diario para 41.500 seguidores en la red social del pajarito celeste. En datos duros y comparativos ese grupo llenaría el estadio Marcelo Bielsa de Newells Old Boys o más de cuatro Luna Park. Hay más detalles sobre su pensamiento en laradiomak. com.ar.

Junto al economista Mariano Kestelboim (@marianokestel) brindaron lecturas sin protocolo respecto al desafío paritario vigente convocados por BAE Negocios. Parte de ese diálogo resume posición sobre dos modelos económicos alejados a la distancia que nos separa de China o más del esquema imperante.

-¿Qué hay para sugerirle hoy a los dirigentes sindicales que deben disputar paritarias?
SF: Desde ya que es muy difícil estar hoy en sus zapatos. Les diría que no acepten esta proyección de inflación demencial. Tenemos al alcance de la mano las previsiones de los últimos dos años, las cuales nos certifican que no se llegará a ese 15%. Aún de cumplirse esa meta y cerrando los acuerdos salariales a la baja, estaríamos validando que la repartija sea la más virtuosa y tal vez no sea de esa manera.
MK: Los trabajadores perdieron, y muy fuerte en 2016. En el sector de los formalmente registrados la pérdida alcanzó el 6 y 7%. Para 2017, más allá de todas las promesas del Ejecutivo Nacional, casi ningún grupo recuperó su pérdida, salvo los bancarios y aceiteros que lograron equilibrar al menos su deterioro en los salarios.

-¿Pronóstico reservado o con alta chance de lluvia negra sobre los sueldos?
MK: El desafío es recuperar la pérdida acumulada y prestar atención a las “cláusulas gatillo”, más allá de que el Gobierno las descarte. Lo que termina generando esa modalidad es llevar el incremento del sueldo al final del año. En el interín los trabajadores, todos los meses, tienen que pagar sus cuentas, gastos, servicios etc. Si el gatillo se dispara a fin de año, deberían lograr que cada mejora sea retroactiva y no con aplicación a diciembre. Las metas de inflación del Gobierno dejaron de ser creíbles, es un punto clave de la discusión colectiva. Es momento para recordar que la previsión para todo el período de gestión del presidente Mauricio Macri rondaba entre el 50 y el 74%. Por estos días, lo asevera el INDEC, que no es la canasta básica de los trabajadores, hablamos de una canasta de consumo con singulares condiciones en base a una encuesta de 2004 y 2005, incluso con esa medición el incremento de precios sostenido ya llegó al 76%.

-¿Sobre qué guarismos debe un sindicato tomar referencia de esos datos duros?
MK: Las organizaciones sindicales deberían tomar, por ejemplo, las cifras de la Universidad Metropoiitana del Trabajo, que se revelan a través del Instituto Estadístico de los Trabajadores que conforman gremios de CGT y CTA. En el rango de perder por poco, corresponde que recuperen el 6 o 7% que perdieron en 2016%.

“Nos venden como meta de inflación el techo de las paritarias”, asegura Fernández

-¿Ante la preocupación de un trabajador, que incluso haya votado al oficialismo, qué se puede inferirle respecto de este techo y ecuación paritaria?
SF: Que cuando alguien sostiene que el salario es el culpable de la inflación, no está constatando algo, lo que hace es interpretar algo que no es la realidad desde su modelo. Lo suele decir Mariano, este Gobierno es tan intervencionista como el de Cristina Fernández. Sucede que esa gestión pisaba las tarifas e impulsaba los salarios por encima de la inflación. Cambiemos lo que ejecuta es pisar los sueldos e impulsa tarifas y ganancias financieras. Hay diversas teorías sobre inflación, nuestros amigos ortodoxos la imputan a la emisión, nos damos cuenta que hoy es un poco más complejo. Al trabajador le diría que tenga cuidado con las teorías “monocausales”. En general cada que vez que un economista serio viene a hablar de inflación, termina apuntando a los salarios, vaya uno a saber por qué y la solución es siempre penalizar el poder adquisitivo de los trabajadores.

“Para recuperar la pérdida, la cláusula gatillo debería ser retroactiva”, dijo Kestelboim

-¿Frente a decisiones tan relevantes como la política salarial, es preferible un presidente que descanse en lo que defina en espíritu su ministro de Economía o un jefe de Estado que lleve adelante, riendas en mano, su propia estrategia de números?
MK: En la Argentina por lo general los ministros han sido colocados por el poder financiero internacional, es decir han surgido del universo de las finanzas globales. Salvo en el segundo mandato de Cristina. En este Gobierno se da el ejemplo de “importación” más claro, colocaron a todos. En el esquema de secretarías transformadas a ministerios todos forman parte del sector financiero. Todos son conscientes de que están “de paso”, como Prat Gay, Dujovne, Caputo, Sturzenegger, concientes de que su mandato a lo sumo puede durar 4 años. Permanecen un tiempo y volverán al ámbito privado y harán como Cavallo darán conferencias para los grandes operadores financieros globales. Ellos ganan siempre…
SF: Respecto de la importación de ministros del área económica, hay una dicotomía entre lo poco serio que sería el poder político del presidente, la politiquería, el gasto excesivo y la seriedad de esos personajes que vienen del poder externo donde en pretendida racionalidad. Vaya uno a saber por qué, Martínez de Hoz;, Cavallo; López Murphy “el breve” o Dujovne son la racionalidad que confluye en una tradición: que los trabajadores pierdan el poder adquisitivo. Sucede que ese ministro sería un técnico no contaminado por la política, que como en épocas de la Alianza nos hablaban de “decisiones duras pero necesarias”. Ahora los presidentes dicen, que como quiere ganar las elecciones toma decisiones demagógicas. En mi modesta consideración me quedo con el presidente que defina la política de un país antes de quien descansa en un técnico que responde a un accionista externo.
Hay una anécdota respecto a esto que digo, Daniel Artana como secretario de Hacienda del entonces ministro López Murphy anunció medidas severísimas y respondió a una consulta de un periodista del diario La Nación sobre lo viable de esas decisiones. Subrayo el medio porque no era de la agencia Paco Urondo o Qué Pasa. “Lo políticamente viable es lo que nos llevó a esta crisis”, dijo entonces Artana. Existe un imaginario de que lo políticamente inviable es lo virtuoso en la economía y esto es maravilloso...

Posición tomada y ampliando la grieta

Desde el formato web de www.laradiomak.com. ar sobrevivientes de la primavera alfonsinista y peronistas que fueron sumándose a granel tomaron la pasión que les generó Néstor Kirchner, todos sin militancia alguna. Sebastián Fernández pondera como líder del grupo a @elbosnio “nuestro Cruz del Sur en la tormenta”. Figuras no sólo K se convocan en las cenas, la gama va desde Carlos Tomada a Federico Pinedo en esos foros, y la página cuenta con una emisión radial los jueves de las 19. Está disponible en ese sitio y tiene una App.

Más notas de

Luis Autalan

Alberto reafirma sociedad con la CGT y descarta cambios en las indemnizaciones

Moroni, el Presidente, Jorge Sola y su adjunta, Mirta Keppes

Guzmán va a la CGT para dar detalles de la marcha de las negociaciones con el Fondo

Juan Manzur, Gerardo Martínez (UOCRA) y el ministro Guzmán

Paran el viernes los colectivos de corta y media distancia a excepción del AMBA

Para la UTA más allá de la medida de fuerza decretada, todavía se puede dialogar...

No habrá ninguno igual, Dios salve a Bulsara y su arte

No habrá ninguno igual, Dios salve a Bulsara y su arte

Trenes Argentinos Cargas espera cerrar 2021 con 8 millones de toneladas transportadas

Trenes Argentinos Cargas espera cerrar 2021 con 8 millones de toneladas transportadas

UTEP respalda la negociación con el FMI y pide "desconcentrar" la economía

Onorato junto a Alejandra Ferraro de Accenture en el panel Integrando la Economía Popular de IDEA

Crece el salario real pero el empleo privado todavía está en negativo

Crece el salario real pero el empleo privado todavía está en negativo

Los gremios se constituyeron en el principal sostén político del Presidente

La columna de la UOCRA una de las más numerosas que llegó a la Plaza desde Avenida Belgrano

Alberto relanza su gestión ante los sectores del Frente de Todos en Plaza de Mayo

La CGT y los movimientos sociales peronistas plantearon la convocatoria antes de las elecciones

Atenta a las fricciones internas, la CGT sale a la calle a respaldar la gobernabilidad

La última reunión de Fernández con Azopardo y los movimientos sociales