Gabriela Margall, además de escritora, es historiadora de la Universidad de Buenos Aires, en donde se desempeña como investigadora y docente. Con seis libros publicados se ha instalado como una de las nuevas voces de la narrativa histórica. Su reciente novela Huellas en el Desierto trata sobre un arqueólogo que se volvió legendario por haber descubierto la ciudad de Ur. Su bella y caprichosa mujer, un arquitecto galante, una escritora de misterios y un joven arqueólogo, son los personajes del relato, todos viajando juntos bajo el cielo de Oriente. Van a explorar la historia de amor entre Agatha Christie y el joven arqueólogo Max Mallowan.

En el desierto de Irak ambos se conocerán y compartirán su pasión por las civilizaciones ocultas bajo tierra. Y a pesar de la diferencia de edad, de que Agatha es divorciada y de su total reticencia a cualquier tipo de relación que no sea amistosa, el amor surgirá sin permiso, sutil y poderoso.

Como en todas sus novelas se ve la rigurosidad, el detalle, el estudio de la historia además de una atrapante trama atravesada por el amor. En este caso por la historia de amor de la talentosa y famosa escritora Agatha Christie, quién era muy tímida y ese arqueólogo. Y a su vez las historias de quienes vana tras sus pasos. Margall propone un viaje a través del tiempo, y una vez que se entra en sus paginas ya no será fácil dejarla hasta llegar al final.

La escritora no defrauda a sus lectores y quienes quieran leerla por primera vez encontrarán una gran puerta de entrada a sus novelas. Además de muy bien documentadas, tiene la autora una gran capacidad para describir paisajes y sensaciones.

El amor es un tema universal y pesar de la distancia histórica el lector se sentirá identificado con muchas de las cosas que le pasan a los personajes.