Consultado sobre qué porcentaje de quita podría esperar el mercado en una eventual renegociación de deuda, Manuel Oyhamburu consideró que “al cierre de la segunda semana de octubre los bonos argentinos están cotizando en promedio al 47% de paridad, han corregido mucho pero claramente aún siguen siendo precios que reflejan que no se pagará el flujo de fondos como estaba previsto. Dadas estas paridades, lo que se estaría valuando es un corrimiento importante en la fecha de los pagos (el denominado reperfilamiento) o una restructuración con quita, o una combinación de ambos. En el caso que sólo sea un reperfilamiento sin quita, los precios estarían marcando que los plazos se correrían bastante hacia adelante; recordemos que mientras más lejos los pagos menor será el valor presente; es decir, el precio. En este sentido, el actual precio de los bonos también podría estar reflejando un escenario de este tipo, que no incluya quita”.