Hay apellidos que a pesar de la carga negativa que arrastran, vuelven a ocupar la coyuntura. Caio Giulio Cesare Mussolini (50 años), nacido en Argentina y nieto de Vittorio, segundo hijo de Benito Mussolini, decidió postularse al Parlamento Europeo por Fratelli d’ Italia (Hermanos de Italia), partido postfascista que en las elecciones generales de hace un año obtuvo el 4 % de votos y gobierna en varias regiones y municipios en coalición con la Liga y Forza Italia.

Caio Giulio Cesare vive actualmente en Abu Dhabi, si bien su infancia y juventud transcurrieron entre Venezuela y la Academia Naval de Livorno, donde hizo carrera hasta alcanzar del grado de teniente de navío. Tras decirle adiós a la vida militar en 2002 comenzó a trabajar en la antigua Finmeccanica (hoy Leonardo), coloso industrial estatal italiano, en puestos directivos en directa relación con Oriente Medio.

El bisnieto de Mussolini, consciente de que su apellido es un elemento negativo, pide a la sociedad que lo evalúen por su curriculum: «He adquirido competencias que ahora me gustaría poner al servicio de mi país. Mi experiencia me garantiza conocimientos en las relaciones europeas”. Con Fratelli d’ Italia coincide en los ideales de “familia, recuperar la soberanía y la protección de nuestro país”.

La líder de Fratelli d’ Italia, Georgia Meloni, es conocida por sus posiciones de ultraderecha y no oculta sus simpatías históricas. Por ejemplo, para lanzar la campaña de las elecciones generales de marzo del año pasado, Meloni eligió la ciudad de Latina, fundada en 1932 por el régimen fascista.

Asimismo, eligió un lugar con alta carga simbólica para lanzar la candidatura de Caio Mussolini al Parlamento Europeo: el Palacio de la Civilización Italiana, conocido también como Coliseo Cuadrado, un ejemplo de arquitectura fascista y diseñado en 1937 como sede de la Exposición Universal de Roma en 1942. En ese lugar y con el lema “En Europa para cambiar todo”, Meloni presentó en un video al bisnieto de Mussolini afirmando que su curriculum habla por sí solo: «Profesional, militar y patriota”. Por su parte, Caio Giulio Cesare respondió presumiendo de patriotismo: “Es un honor para mi ser candidato por un partido patriota, como lo soy yo”.

A pesar del avance de la ultraderecha en Europa, ser bisnieto de Mussolini mantiene rechazos. Por ejemplo, en un restaurante de Padova donde estaba prevista una charla sobre «doctrina del fascismo con el huésped de honor Caio Giulio Cesare Mussolini”, el propietario canceló la cena con el argumento de que él se declaraba “apolítico”. Pero no es el único ejemplo. «En Facebook no he podido utilizar como usuario mi nombre y apellido: @caiomussolini se me prohibe. Pero @caiostalin me lo permite. Es una locura”, se quejó y por eso analiza acciones legales contra la empresa de Marck Zuckerberg.

Caio no es el primero de la familia en incursionar recientemente en política. Alessandra Mussolini (56) es nieta del Duce y eurodiputada. En tanto que su hermana Rachelle, es concejal en el Ayuntamiento de Roma, ambas hijas de Romano, cuarto hijo del dictador.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos