Ana Inés es viuda, jubilada y fanática de los juegos. Pasa sus días en el club de barrio junto con sus amigas y en las clases de aquagym. Un día anuncian que abrirán la candidatura a la presidencia del club y que, por primera vez, las mujeres también podrán presentarse. No lo duda: es el escenario que propicia el reencuentro con Antonio, el actual presidente y su amor secreto. Mientras tanto, su hija de cincuenta años se va instalando en la casa materna. Esta es la trama de la segunda novela de Natalia Rozenblum, El paso del tiempo, que aborda el vínculo con el cuerpo y la identidad femenina, la amistad, el amor y el deseo en la vejez . La autora dialogó con BAE Negocios.

_ ¿Cómo  te trata la cuarentena en relación a la escritura?

_No hubo demasiados cambios, porque estoy acostumbrada a trabajar desde casa. Me gustaría tener raptos de escritura, pero para eso necesito embarcarme en algún proyecto.

-¿Cómo es esta experiencia de que tu novela se publique en cuarentena?

_Es extraño porque las librerías recién pudieron abrir hace poco y son el canal de ventas y de circulación. Más allá del mundo virtual, en la compra en vivo hay una experiencia. Por otro lado, creo que hay mucha más gente atenta a las redes sociales, entonces por esa vía se empezó a mover.

_¿Cómo la presentaste?

_Armamos un vivo con Darío Sztajnszrajber. No teníamos nada planificado, la idea fue hacer algo espontáneo, una conversación y salió muy bien. Me interesaba su mirada sobre la novela.

_ ¿Cómo surgió el tema de la novela?

_Hace muchos años vi desnuda a una señora mayor en las duchas del club donde nadaba. Yo tenía veintipico y algo me llamó la atención de su cuerpo. El disparador fue pensar a la mujer con su deseo sexual más allá de la edad, y después, cuando empecé a hurgar, el deseo se expandió mucho más allá. 

_Hasta qué edad nos está permitido disfrutar y de qué manera... ¿te hacías esta pregunta o lo vías en la sociedad?

_No me hacía la pregunta en ese formato pero sí lo pensaba. Siempre me relacioné con gente mayor y veía que muchos sentían vedada la posibilidad de disfrutar en esta sociedad. Como si por llegar a cierta edad hubiera deseos y placeres de los que tuvieran que apartarse. 

_ ¿Por qué te parece que  se supone socialmente que adultos mayores no tienen sexo?

_-Porque en nuestra sociedad se cree que todo lo bueno o lo importante pasa entre la juventud y la adultez y nos es difícil corrernos de ahí. Hasta que crezcamos y seamos también los adultos mayores. A ellos se los clausura como si no pudieran tener sexo o divertirse o salir o aprender o lo que sea. Se les pone una etiqueta de abuelos aun si no lo son, y eso a veces creo que los anula como personas más allá de ese rol. 

_¿Ana Ines está inspirada en alguien?

No es alguien en particular. 

_¿Qué es lo que más te gusta de ella?

_Me gusta lo que piensa e imagina en secreto y esa sensación que tiene cuando está al borde de decir algo, de animarse. 

_¿Por qué Baño de damas?

_Porque es el lugar de encuentro de este grupo de amigas. Es donde se cuentan cosas íntimas, donde la desnudez se extiende más allá de los cuerpos

_¿El deseo tiene edad?

_Para mí, no.

_¿Qué te gustaría que el lector encuentre?

_Cada lector llega con su universo propio a cada libro y en consecuencia le puede mover cosas distintas. Me gustaría, sí, que empatizaran con Ana Inés y que no tuvieran prejuicios. Esta es una historia, no un retrato de todos los adultos mayores. 

_¿Cuándo supiste que querías ser escritora?

_No sé si lo supe en algún momento o siqueira si lo sé; siempre leí y escribí, fue mi materia y mi herramienta disponible desde chica. Pero nunca pensé: quiero ser escritora. E incluso me parece un término siempre en construcción. 

-¿Qué función cumple la literatura la cuarentena?

_La literatura es una amiga. 

Datos del libro Baño de damas

Editorial: Tusquets     Páginas: 192      Precio $600

 

Más notas de

Maria Helena Ripetta

Mónica Ojeda y sus cuentos de misticismo y violencia

Mónica Ojeda, autora de "Las Voladoras"

Carolina Amoroso y un libro con historias de migrantes y resiliencia

Carolina Amoroso y un libro con historias de migrantes y resiliencia

María Laura Gambero: "El pasado no resuelto puede ser una trampa"

María Laura Gambero: "El pasado no resuelto puede ser una trampa"

Claudia Barzana: "La sobreinformación termina por angustiar"

Claudia Barzana: "La sobreinformación termina por angustiar"

Valeria Sampedro y un libro de microrrelatos de amor y desamor

Valeria Sampedro es autora de "Casi nunca es para siempre"

Mafalda, un libro de Isabella Cosse en clave social y política

Mafalda, un libro de Isabella Cosse en clave social y política

Analía y María Sivak: cuento infantil para hablar de la pandemia

Analía y María Sivak: cuento infantil para hablar de la pandemia

Abrasha Rotenberg: "Si los jóvenes peronistas hubiesen vivido en los 40 serían antiperonistas"

Abrasha Rotenberg: "Si los jóvenes peronistas hubiesen vivido en los 40 serían antiperonistas"

Valentina Caff: "Las mujeres siempre estamos sometidas a una mirada rigurosa"

Valentina Caff: "Las mujeres siempre estamos sometidas a una mirada rigurosa"

Magda Tagtachian: "Mi abuela me enseñó a luchar casi sin hablar"

Magda Tagtachian: "Mi abuela me enseñó a luchar casi sin hablar"