Se sabe que para los músicos locales de jazz se hace cada vez más cuesta arriba el emprendimiento de grabar, editar y distribuir un disco propio. Los canales de distribución se comprimen aceleradamente, la escucha en cd decae invariablemente y, lamentablemente, los grandes sellos no muestran inclinación a invertir en jazz.

Aun así, la vocación y el entusiasmo puede más y las ediciones independientes pujan por abrirse un lugar. Muchas lo consiguen, a fuerza de calidad y de perseverar en la defensa del disco con shows en vivo, que sí convocan y se multiplican, como ocurre en muchos otros países.

Además de los recientes y excelentes discos del trompetista Mariano Loiácono y de la cantante Julia Moscardini, en los últimos días han comenzado a circular grabaciones más que interesantes de músicos de estilos diversos. Veamos algunos ejemplos para tener en cuenta:

  • El pianista Ernesto Jodos, uno de los grandes músicos del medio local y cuya jerarquizada trayectoria siempre invita a prestarle atención, anuncia la salida de un nuevo disco. Se titula La Mirada Detenida, lo edita el sello BlueArt y lo presenta el domingo 21 en la Usina del Arte, acompañado por el clarinetista Inti Sabev, Maxi Kirszner en contrabajo y Carto Brandán en batería.
  • Otro pianista de alto vuelo, Eduardo Elía, vuelve al ruedo con un trío de lujo, integrado por Rodrigo Domínguez en saxo tenor y Sergio Verdinelli en batería. La particularidad de la ausencia de bajo promueve la potenciación de los tres músicos, con Verdinelli notable en la percusión. Las composiciones son de Elía y viajan desde el abordaje vanguardista hasta promesas de introspección, como en el tema Sin tocar el suelo, que cierra el álbum. El disco se titula Cuando sea Necesario y la edición también es de BlueArt, que desde Rosario viene desarrollando un trabajo extraordinario en la presentación de músicos de gran nivel.
  • Aeronautas es un gran proyecto del guitarrista Rodrigo Agudelo, quien contó con la colaboración del extraordinario baterista Rudy Royston. Composiciones propias, más algo de música de Guinga y de Toninho Horta conforman este disco que no hay que dejar pasar y que Agudelo ya presentó en vivo junto a Tomás Fares, Jerónimo Carmona y Pipi Piazzolla.
  • La cantante Ludmila Fernández se luce con su reciente Blossom in Swing, editado por PAI Records. Encara la siempre desafiante tarea de abordar standards sin caer en la obviedad, aunque hay dos interesantes temas de autoría propia. La acompañan con precisión Patricia Grinfeld en guitarra, Alejandro Kalinoski en piano, Damián Falcón en contrabajo y Bruno Varela en batería. Los arreglos son de Rodrigo Agudelo, quien también toca guitarra como invitado en cuatro tracks.
  • Hay más pianistas en el ruedo. Bárbara Legato demuestra en una edición independiente que es una instrumentista y compositora de gran expresividad con su álbum Luces Infinitas, en el que cuenta con el acompañamiento del cada vez más elogiado Sebastián Loiácono en saxo, Nicolás Ojeda en contrabajo y Francisco Jaime en batería. El grupo dibuja atrapantes temas con sugerentes aires de porteñidad.

Hay más, naturalmente, pero este breve recorrido confirma que el jazz local acredita una ascendente vitalidad.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos