Surgida en Comodoro Rivadavia en 1978, Del Plata Ingeniería (DPI) presta servicios e ingeniería para las industrias de energía, gas y petróleo, petroquímica, alimenticia, salud y naval y tiene operaciones en Mar del Plata, Neuquén, Añelo, Comodoro, Río Gallegos y Río Grande, con llegada a países limítrofes. “Brindamos soluciones ajustadas a las necesidades de nuestros clientes con un alto valor agregado y ponemos foco en la seguridad de los procesos y de las personas”, destaca Federico Cerviño, gerente comercial y socio de esta pyme que, con 120 empleados, mantiene una cartera de cuarenta clientes activos y es una de las pocas compañías argentinas que brinda mantenimiento de turbinas, compitiendo con empresas internacionales.

La historia de esta pequeña y mediana empresa es una entre las más de 2.500 que han pasado por el Programa Pymes de Pan American Energy, iniciativa que hace quince años viene potenciando al empresariado local en las zonas cercanas a sus operaciones. Es considerado el primero en su tipo en el país y único en su alcance, ya que el 50% de las empresas que participan no es proveedor de la compañía.

El objetivo del programa es colaborar en la profesionalización de la gestión, ofreciendo asesoramiento, capacitaciones y facilidades en el acceso al financiamiento. Agustina Zenarruza, gerenta de sustentabilidad de PAE, explica que “se apunta a acompañar a empresarios y a emprendedores regionales brindándoles herramientas para para certificar los procesos y desarrollar productos y servicios, con el objetivo de impulsar el crecimiento sustentable de las comunidades”.

Cerviño explicó de qué manera se apoya en el Programa Pymes: “PAE nos acompaña en la gestión, nos lleva a estándares de empresas grandes, haciendo foco en las oportunidades. Se detectan puntos de mejora y se asignan equipos de trabajo para gestionarlos y transformarlos en acciones”.

En el caso específico de DPI, las tres aristas principales son los recursos humanos, la estrategia comercial y la eficiencia de procesos. “Las pymes tenemos que ser ágiles a los cambios, porque eso se traduce en una mejora de la compañía en sí, de los procesos y de la estrategia. Tener una compañía más sustentable, predecible y proyectable permite mitigar los riesgos de cara a los clientes y poder tener un acompañamiento más adecuado al crecimiento del negocio de cada uno de ellos”, apunta. En el marco del programa, DPI trabaja actualmente en definir objetivos hasta 2025, en armar mapas de clientes y de servicios a ofrecer y en la evaluación de los informes anuales de la empresa para concentrarse en las oportunidades que se detectan. “Tomamos eso como impulso y sentimos el acompañamiento de Pan American Energy y su proactividad”, concluyó Cerviño.

Desde sus inicios en 2005, más de 2.500 pymes participaron del Programa Pymes de PAE, que se lleva a cabo mediante un trabajo de articulación público-privada con agencias de desarrollo local, municipios, provincias y el Gobierno nacional, así como también con institutos de enseñanza técnica y universidades, entre otras instituciones.