Faltan varios meses, es cierto. Pero la confirmación de que el guitarrista Pat Metheny volverá a tocar en Buenos Aires es motivo de celebración, no sólo para los amantes del jazz sino para quienes se asoman a lo que convencionalmente se conoce como "beyond". Metheny siempre se mantuvo al margen del mainstream del jazz pero sin duda es parte de su desarrollo.

Tocará el 13 de marzo próximo en el Gran Rex, luego de aproximadamente 20 años sin pisar la Argentina. Las veces que estuvo recorrió escenarios diversos: Obras, el Luna Park y también el Gran Rex. Ahora llega con un cuarteto que incluye a un tradicional colaborador, el baterista Antonio Sánchez, la ascendente bajista Linda Oh y el pianista británico Gwilym Simcock.

La actualidad de Metheny lo encuentra de gira por el mundo y programando una serie de presentaciones en los Estados Unidos con un nuevo formato, que él denominó Side Eye. Consiste en convocar diferentes músicos de manera rotativa, algunos con recorrido en escena y otros que surgen en distintos países y que el propio Pat se encarga de "descubrir". En general son músicos que se han visto influidos por su obra y a los que desafía a darle una nueva sonoridad a sus viejos temas. La travesía que comenzará en agosto por territorio norteamericano incluye al pianista James Francies y al baterista Marcus Gilmore.

El propio Metheny se imaginaba desde adolescente compartiendo cartel con algunos de sus músicos más valorados. El sueño se le cumplió con Gary Burton, a quien buscaba desde su época de estudiante secundario. Ya devenido en profesor de guitarra conoció al vibrafonista y logró sumarse a su banda. Burton venía de grabar con artistas como Keith Jarrett y Chick Corea y ya tenía afiatado su propio grupo, algunas veces cuarteto y otras, quinteto, donde revistaba Mick Goodrick como guitarrista. Pero cuando conoció a Metheny decidió ampliar su banda para incorporarlo y grabó así con dos guitarras discos esenciales para la escudería ECM: Ring y Dreams So Real.

Fue a partir de entonces que en ese sello Metheny desarrolló un cuerpo musical que definió su sonido y amplió la audiencia para el jazz. Fueron once discos con un grupo relativamente estable. Esos años fueron objeto de estudio por parte del especialista Mervin Cooke en el reciente libro Pat Metheny: The ECM Years, 1975-1984, editado por Oxford University Press.

La obra que desenvolvió con ECM lo convirtió en una estrella. Desde entonces tocó con artistas tan disímiles como Ornette Coleman y David Bowie. Si bien le escapó a las derivaciones del bop y al free que se agitaban en los 70, abordó esos estilos cuando se lo propuso. Y también se dio el gusto de grabar en dúo con otros grandes del género, como Brad Mehldau, Charlie Haden, Jim Hall o John Scofield.

Si de discos se trata, se ha hecho extensa la espera por algo nuevo. Su último registro data de 2016, cuando se editaron los temas de un DVD previo, The Unity Sessions, en formación de cuarteto. Allí apareció Chris Potter en saxo, un instrumento que Pat incorporó por primera vez en 2013. También fue de la partida Antonio Sánchez, el baterista que lo acompañará en su periplo porteño.

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos