Hemos hablado de todo esto alguna vez, pero dado que llega el Día del Niño, no es para nada redundante. Si tiene chicos en casa, sabe que le van a pedir una y otra (y otra, y otra, y otra...) vez ver las mismas películas. Y es cierto que uno va perdiendo la paciencia ante las innumerables reiteraciones. Escuchar en casa “Libre soooy... Libre sooooy...” por décimo novena vez en dos horas puede romperle la paciencia incluso al más tolerante, cinéfilo y amante de la animación padre. Sé lo que les digo. Por eso, nuevamente, dedicamos esta columna al servicio de los padres: qué películas proponerles a los niños que uno pueda disfrutar. Y, de paso, para descubrir cosas que uno no sabe que están allí.

Empecemos por un clásico, Gay Purr-eee. Es un largo de 1962 producido por Chuck Jones (el creador del Coyote, uno de los mayores genios satíricos del siglo XX sin exagerar) y dirigido por su socio Abe Levitow. Es el primer y único largo realizado por UPA, la empresa que inventó a Mr. Magoo, y cuenta la historia de amor entre una gata y un gato en la París de la Belle Époque. La gata tiene la voz de Judy Garland, y el gato, de Robert Goulet, es decir que hay muchas canciones. El diseño es bellísimo, sintético y creativo, y además enseña sobre la pintura clásica, especialmente sobre los impresionistas, lo que agrega una dimensión didáctica nada despreciable. Está en varias plataformas gratuitas, como Dailymotion.

Si en casa hay fans de las princesas y las películas de aventuras, en Amazon Prime Video es posible ver una obra maestra que, en la Argentina, pasó inadvertida en su momento, La princesa prometida. Está basada en una novela de William Goldman, extraordinario y lúcido guionista de Hollywood, y cuenta cómo un abuelo (Peter Falk) le lee un libro a su nieto. Ese libro cuenta cómo un príncipe pirata (Cary Elwes) logra salvar y conquistar el amor de la princesa Buttercup (Robin Wright) con la ayuda de un grupo de aventureros que incluye a un hombre que busca vengar la muerte de su padre (Mandy Patinkin). Hay mucho, pero mucho humor y también ternura. Y además, una mirada sobre el cine de aventuras y lo que significa la inocencia, que no excluye el drama ni evitarle a un niño que tome conciencia de los males del mundo. La dirigió Rob Reiner en su mejor momento: después de Cuenta conmigo y antes de Cuando Harry conoció a Sally... y Cuestión de Honor. Un gran momento para ese director ahora un poco de capa caída.

Titanes del Pacífico es mucho mejor que La forma del agua, sin dudas

¿A qué edad ver Jurassic Park? A cualquiera: me consta que un nene de tres años puede verla sin asustarse hoy. Pero ese mejor de cinco en adelante. La copia que está en Netflix es excelente y se escucha perfecto. Eso es importante, porque gran parte del encanto de la película procede de la combinación entre el sonido y la música. Sí, claro que el T-Rex se come algunas personas de manera un poco cruel, pero esos sustos de la película se compensan con el ritmo de la aventura, que está mirada desde el punto de vista específicamente infantil de dos de los protagonistas. De paso, es una gran película sobre la paternidad y para hablar del amor a la Naturaleza. Increíblemente, a pesar de cómo progresaron los efectos especiales, sigue siendo absolutamente efectiva.

Pocos le dieron importancia en Argentina a La princesa prometida

Cuando se estrenó, le prestaron poca atención a Cowboys & Aliens, de Jon Favreau con producción de Steven Spielberg y Daniel Craiy y Harrison Ford en el protagónico. Pero resulta una de las pocas películas de aventuras clásicas -y un muy buen western- de los últimos años. Hay un punto de vista infantil, villanos que se redimen, héroes que se sacrifican y, esto es bastante interesante, la combinación perfecta entre el Oeste y la ciencia ficción sin que el autor se ría de ninguno de los dos géneros. Tiene además el aliento épico de las grandes películas de estos géneros realizadas hace décadas, y no se apura a contar su historia sino que se detiene a que comprendamos a los personajes. Un niño acompaña a los aventureros y eso permite que esa mirada infantil nos lleve de la mano por el cuento. Está en FoxPlay, que tiene una muy buena selección de clásicos, además (sobre todo westerns: si quiere complementar, acaban de subir la bellísima Silverado, primer rol “grande” para Kevin Costner).

Paddington, ese osito de cuento británico que se ha transformado en un juguete favorito de quien pasa por el Reino Unido, tiene dos películas. Una está en HBO y su continuación, en FoxPlay. Las dos son excelentes, historias de cómo la buena voluntad y la bondad, incluso filmadas con no poca ironía, mejoran el mundo y llevan cuentos complejos a los finales felices. La segunda es mucho más humorística, satírica en “modo inglés”, con ese dejo de aparente desinterés y falta de drama que caracteriza la comicidad british. Pero las dos películas funcionan muy bien y son, además, películas familiares en un sentido amplio: no solo se dirigen a todo público, sino que hablan de cómo la familia se construye, ama y complementa. El oso es de los mejores personajes que dio el cine en los últimos años.

Cuando se estrenó en cines, Titanes del Pacífico tuvo algunos defensores en la crítica pero no funcionó del todo en pantalla grande. La película de Guillermo del Toro toma la mitología de las series de robots gigantes que nos han educado a varias generaciones (de Mazinger a Evangelion, de Robotech a Voltron) y lo hace con “actores” y peleas gigantescas. Las ventajas de esta versión son grandes: Del Toro filma muy bien la acción física, crea personajes queribles desde cualquier punto de vista, trabaja sobre el heroísmo y el sacrificio pero no lo ve como única alternativa (a ver si entendés, Episodio VIII) y tiene varias secuencias de gran poesía (la niña ante los monstruos de las profundidades, el robot que vuela, etcétera). Está en Qubit.TV y es realmente una gran película, mejor que La forma del agua, de hecho.

Ver más productos

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

Ver más productos