A pesar de la crisis económica, Pablo Torres García presidente de la Cámara Argentina de Centros de Esquí y Montaña (CAEM) -y CEO de Cerro Bayo- asegura que la expectativa para esta temporada es muy buena. Destaca que el valor del dólar es favorable para la llegada de extranjeros, sobre todo brasileños que representan entre 15 y 20 % del total. Y explica que la CAEM "abrió los mercados de México, Perú, Chile, Colombia y Paraguay".

En cuanto al mercado interno, Torres García celebra que en Cerro Bayo, "en la preventa hemos tenido un 30 % más de reservas que el año pasado"; e indica que las estadísticas de la CAT señalan que la compra de pasajes al exterior bajó entre un 20 y un 25 %. "A esto se le suman las estrategias de todos los centros de esquí como alianzas con bancos para pagos en cuotas sin interés en aéreos, hoteles y paquetes. Es importante que la gente entre en las páginas web de cada centro para conocer los beneficios que ofrecen". Los argentinos representan el 60 % de los visitantes.

Destaca que este año, con la CAEM, lograron bajar los aranceles de importación de medios de elevación y revela que, en los próximos 10 años, los centros de esquí argentinos se comprometen a invertir u$s 400 millones. Remarca el impacto económico que genera el turismo de nieve: "del valor de un paquete para una familia, sólo el 14 % llega al centro de esquí elegido, el resto se derrama en el destino".