La embajada china en Canadá señaló en un comunicado que "seguiremos de forma estrecha el desarrollo de este asunto y tomaremos las medidas para proteger con resolución los derechos legítimos e intereses de los ciudadanos chinos".

El comunicado también señala que China "se opone con firmeza y protesta con energía esta acción que gravemente ha dañado los derechos humanos de la víctima".

Los representantes chinos han protestado ante las autoridades estadounidenses y canadienses y "han exigido que corrijan inmediatamente el error y devuelvan la libertad a Wanzhou Meng", terminó señalando el comunicado.

El Ministerio de Justicia de Canadá confirmó que Wanzhou Meng fue arrestada en Vancouver el pasado 1° de diciembre y que los detalles de su caso se mantienen secretos por orden judicial.