Cine

No reconciliados: El cine de Zelimir Zilnik
Hasta el 8 de abril
Corrientes 1530
Sala Lugones
Entrada $40
Uno de los mejores descubrimientos del último Festival de Mar del Plata fue la obra del yugoslavo Zelmir Zilnik, uno de esos realizadores que rompieron todo en los momentos crudos de fi nales de los ‘60 y construyó -sigue construyendo- una poética de la resistencia. Sus primeros trabajos son contemporáneos a la agitación que recorrió Europa en 1968 cuando, en parte la Primavera de Praga y en parte las manifestaciones francesas, parecían arañar sistemas que prometían un paraíso que no podía cumplirse o que, directamente, habían fracasado. Zilnik se hizo cronista de esas injusticias y puso en tela de juicio el socialismo de su país. Es sintomático para ello uno de sus primeros largos, Primeros trabajos, de 1969, donde cuatro personajes parten en busca de un bucólico socialismo humano que, descubren, no existe. El cine de Zilnik, que no elude la violencia, el humor sardónico o la sátira despiadada, es también de una gran crudeza, como sucede en Película negra, donde el propio realizador lleva a su hogar a gente que vive en la calle. La sátira aparece en Paraíso. Una tragicomedia imperialista, donde la dueña de una gran empresa se hace secuestrar por un grupo radicalizado para paliar la grave situación económica de su compañía. Ese ejercicio de la ironía es constante, aunque Zilnik, que además toca temas como la emigración y la inmigración (su experiencia como yugoslavo en Alemania está tematizada en películas como La segunda generación) o la relación de Yugoslavia con su propia historia (la sátira de ciencia fi cción muy personal Mujeres bellas caminando en la ciudad). Un descubrimiento notable. La grilla completa, en complejoteatral.gob.ar.

Arte
Perón, Sara Facio
Una de las mejores fotógrafas nacidas en este país y una muestra que incluye los trabajos realizados entre 1972 y 1974 alrededor del peronismo, en años donde la violencia y las contradicciones tensionaban no sólo a ese movimiento sino a toda la sociedad. Es, además de un gran documento, un bello uso de la fotografía como registro de múltiples sentidos. Sigue hasta el 30 de abril en el MALBA, con una entrada general de $120.

Teatro
Linda de día
Hoy a las 21
Pasaje Santa Rosa 5164
Espacio Tromvarte
Entrada $200
Cuatro actrices se preparan para un casting, lo que lleva a un juego (teatral) que pone en tela de juicio el espacio de la mujer en el mundo laboral, las tensiones y las competencias, también el humor. Una filosa propuesta escrita por David Páez.

Los golpes de Clara
Sábados a las 20
Corrientes 1543
CCC
Entrada $230
La obra aborda, desde la comedia, la historia de una mujer que, atravesada por una situación de violencia decide entrenar boxeo en su casa. Separada, desocupada y jefa de hogar, Clara se reúne con otras mujeres que también dan pelea en el “ring doméstico” para redireccionar las violencias que reciben. La protagonista gesta y lidera una cuadrilla de mujeres que saldrán a boxear a “tanto jodido suelto”.


Música
Chico Novarro y Pablo Novak
Hoy a las 21.30
Juan B. Justo 1617
Gorriti Art Center
Entrada desde $750 (con copa de vino)
Padre e hijo, dos perfectos showman -uno, gran compositor, otro, gran actor; ambos, grandes cantantes- recorren la música que les gusta en un espectáculo íntimo y muy cálido. Se puede acompañar con cena, con tapeos o con un trago (las alternativas del lugar) y el paladar se verá tan regocijado como los oídos. Bellísimo programa de viernes.

Para ver en casa
Placeres vespertinos
La amistad entre una ama de casa y una stripper
Por Leonardo M. D’Espósito
Placeres vespertinos, disponible en Amazon Prime Video, es una de esas películas pequeñas que los estadounidenses ya no permiten estrenar fuera de sus fronteras. Lo que es una pena. Aquí una mujer que no la pasa sexualmente bien, cae de casualidad en un espectáculo de strippers y se hace amiga de una de las chicas. Se puede pensar en una fábula lésbica, o en un cuento perverso y no, lo que sigue es una comedia dramática sobre cómo tratan de comunicarse y comprenderse dos mujeres de mundos demasiado distintos. Aún en los momentos más duros (que los hay), la realizadora Jill Solloway trata de comprender a todos los personajes. La película contiene una gran ternura y pone en tela de juicio el doble discurso de la corrección política hasta extremos que otros fi lmes no se animan a pasar. El dúo actoral que conforman Juno Temple y Kathryn Hahn es una belleza. Película escondida pero riquísima.

Krampus
Una fábula navideña contada desde el terror, la ironía y el humor negro
Krampus se estrenó hace un par de años para Navidad. Ideal, porque se trata de un monstruo que nace de los malos sentimientos que tenemos que reprimir en esas fechas. Es decir, el Krampus del título es, ni más ni menos, el anti Papá Noel. Esta película, que toma el mito (en realidad casi lo inventa) y mezcla el cuento de hadas con la aventura terrorífi ca sin dejar de lado el buen humor, es un ejercicio bastante interesante y original sobre ese subgénero “Navidad” que es parte del cine. Los actores, geniales.