Las postales dramáticas de diciembre y la protesta contra la reforma laboral, en concentraciones multitudinarias y minorías que arremetieron con violencia, sumadas a excesos de la Gendarmería, la Policía de la Ciudad y la Federal son tema de análisis. "No hubo problemas en las marchas o protestas que convocamos. Si llega a pasar algo el Gobierno tiene que tener en claro que no serán los trabajadores que se movilizan a reclamar legítimamente los que provocarán desórdenes", repitió Hugo Moyano por radios, televisión y diarios. Omar Plaini le aseveró a este diario que "harán todo lo posible" para mantener el orden de las columnas, como sucedió en noviembre cuando llegaron hasta la puerta del Congreso, sin vallas a su paso, para reclamarle a los senadores que no votaran la modificación previsional que concretó el oficialismo.El jefe de la Asociación Bancaria (AB) Sergio Palazzo también puso el acento en que la hipótesis sobre acción de infiltrados entre los manifestantes, "no somos ingenuos" le subrayó a este diario. También las fuerzas de organizaciones sociales aseveran que están atentas a provocaciones pero el punto alto de la convocatoria minimiza riesgos o especulaciones. Mientras se acerca el 21F también los medios juegan su papel "quieren demonizarnos por la vía que sea", remarcó Pablo Moyano.