Puesto a hablar de cifras de la propuesta de Generalización de la Oralidad de los Procesos Civiles, Héctor Chayer expone que "al 31 de marzo, el resultado de las diez jurisdicciones que llevaban seis meses o más en el marco de este proyecto muestra que llevábamos 22.053 audiencias registradas,de las que 10.177 se habían terminado con un promedio de 1,3 años de duración, de inicio a sentencia, contra los cinco o seis años que hablábamos antes es un avance notable; y de esos, el 48% fueron terminados a través de la conciliación o transacción, del acuerdo entre partes". Agrega que "el 34% de los procesos tardò menos de un año, y un segundo bloque de 35% entre uno y dos años, es decir que el 70% estaba listo al cabo de dos años. Y siendo que el proyecto lo empezamos a trabajar a mediados del 2016, la mayoría de las provincias se sumaron en 2017 o 2018, significa que ese tiempo lo consumieron antes en notificar la demanda, porque una vez hecho esto el juez cita a la audiencia y se acabò. Al tener audiencias se hacen encuestas a los usuarios, sistemáticamente, el 99% dice que está satisfecho o muy satisfecho con el trato recibido en las audiencias. El 93% dice que está satisfecho con la duración de su proceso. Es decir que estamos logrando un impacto directo en la gente, porque nadie quiere ir a la justicia, están ahí por alguna desgracia. Tenemos informes de cada provincia, cada mes y los publicamos trimestralmente. Ahora hicimos un corte al 30 de junio y a principios de agosto vamos a tener los resultados actualizados a mitad de año, ya no con diez sino con doce o catorce jurisdicciones".

Resalta el Coordinador del Programa que "este cambio deriva de la voluntad política del ministro Germán Garavano de decir dos cosas. La primera fue decir yo soy ministro de todo el país, no solamente de la Capital y la justicia federal, y como tal tengo que apoyar a todos los poderes judiciales; la segunda idea es que tenemos que cambiar los resultados que entregamos a la gente; no estamos acá para hacer leyes, ni para hacer capacitaciones, ni para hacer reuniones, solamente. Tienen que encontrar un servicio mucho mejor, ver al juez que tiene que decidir en su caso, escuchar las pruebas, tener un plazo razonable para que se decida su caso, mucho más corto. Al principio nos fijamos una meta de que los procesos duraran un año y medio, creo que a medida que avancemos la mayor parte de los procesos no debe durar más de un año. Hay que focalizarse en el usuario, darle resultados diferentes, y a partir de ahì catalizar el resto de las cosas. En definitiva la justicia es una organización de servicio, que debe estar al servicio de las personas que tienen un conflicto que no pueden resolver por su cuenta y necesitan de la institución judicial para hacerlo".