Ni tinto ni blanco, el rosado ha sufrido durante mucho tiempo las consecuencias de un malentendido enológico, en cierta medida basado en la elaboración de productos de baja calidad. Hay que remontarse al icónico Montfl eury, de Weinert, para encontrar un ejemplo de rosado que cumplía y cumple con todas las prerrogativas del caso.

Fresco, elegante y genuino. Hoy en día, constituye un nicho de mercado que ninguna bodega se permite descuidar. “Vemos un crecimiento moderado comparado con el desarrollo que está teniendo esta categoría en Estados Unidos e Inglaterra -apunta José Lovaglio, Enólogo y Responsable de Comercio Exterior de Susana Balbo Wines- Pero creemos que seguirá esta tendencia creciente en los próximos años”. Si bien no existe uniformidad en el método de elaboración, podemos distinguir entre la maceración atenuada (horas incluso) de uvas tintas y el “sangrado” que consiste “en extraer parte del mosto rosa en una etapa inicial de la elaboración del vino tinto; el resto de este mosto quedara en el recipiente para obtener una mayor concentración para dicho líquido”, ilustra Juan Carlos Muñoz, winemaker de Viñas Las Perdices. “En ambos casos es fundamental la calidad de las uvaspara obtener tipicidad y elegancia aromática”, agrega.

En Argentina, se elaboran mayormente a partir de malbec, pero hay matices

“Los varietales más reconocidos globalmente para hacer rosados, son las usadas en la región de Provence en Francia. Donde el 85% de su producción es de vinos rosados de las variedades carignan, cinsaut, grenache, mourvèdre -precisa Ignacio Martínez Landa, gerente de Marketing de Domaine Bousquet -Pero vinos rosados se pueden realizar de cualquier cepa tinta dado que son vinos muy versátiles.

En Argentina, vemos rosados mayoritariamente de malbec o cortes con esta variedad, pero últimamente han aparecido exponentes como rosados de cabernet franc, syrah, bonarda, etcétera”, señala. “En nuestro caso, creemos que el Pinot Noir es muy interesante pero se ha comprobado que el malbec da rosados con mucha personalidad, mucha intensidad de boca por eso hacemos un corte de 60% malbec y 40% de pinot noirse diferencia Gustavo Bertagna, enólogo de Susana Balbo- El pinot noir da notas muy interesantes a frutas secas en nariz y el malbec aporta mucho en boca”.

Finalmente, “su mala fama es un tema del pasado, actualmente se han reivindicado ya que los hacedores hemos sabido encontrar la manera correcta de elaborar un vino rosado interesante. Son vinos muy atractivos en mercados como Inglaterra, Holanda y Alemania”, evalúa Manuel González, enólogo de Bodega Andeluna. “La realidad es que son vinos de una expresión única y un perfil de aromas y sabores extraordinarios”, pondera Martínez Landa.