El presidente de la UIA Joven, Tomás Karagozian, afirmó que los empresarios industriales están "desesperados por generar empleo de calidad" y descartó una reconfiguración social y laboral por la implementación de las nuevas tecnologías: "La soberbia mata porque destruye empresas, se genera pobreza, y la pobreza mata. Por eso tenemos que dejar de lado la soberbia y empezar a agrandar la torta, en vez de decir que lo nuevo es lo cool, lo sexi y lo que funciona, y lo viejo no va".

En una entrevista con BAE Negocios, Tomi -integrante de la familia dueña de la textil TN&Platex- destacó la importancia del trabajo de federal de la industria y no le esquivó a la coyuntura a pesar de que a la juventud le toca el diseño del mediano plazo: "Como jóvenes queremos ser parte porque sino estamos involucrados en el presente, nuestro futuro va a depender de decisiones que tomaron otros".

A continuación, el diálogo completo:

—¿Cuál es la agenda de los jóvenes en el medio de una economía con síntomas negativos?
—Cuando nos corren nos dicen que somos el futuro, pero nosotros sabemos que para ser el futuro tenemos que tener un buen presente. Necesitamos tener nuestro lugar, siendo respetuosos de los que están en la actualidad porque no creemos en desplazar sino en transiciones ordenadas, por eso nos ponemos a disposición para ayudar pero también para trabajar en proyectos puntuales. En la UIA Joven venimos trabajando en proyectos muy federales porque a la Argentina hay que verla como un todo y no desde Buenos Aires. Para comprender lo que sucede hay que viajar, hay que estar, preguntar, conocer y entender las necesidades de los sectores y las regiones.

—¿Y cuál es la función de las fábricas en este contexto?
—El rol de la industria es fundamental en la creación de empleo privado y de calidad en todo el país, en donde otros sectores no llegan. Eso no quiere decir que creamos que la industria es lo único que importa. Nosotros vamos por sumar empleo privado y de calidad; hay que estar desesperado por esto, y para lograrlo todos los sectores son fundamentales.

—Se emparenta mucho a la UIA con las grandes empresas y ganancias exorbitantes de los empresarios, ¿mito o realidad?
—Hoy parece que nosotros somos eso y como empresarios somos responsables de que la sociedad tenga esa imagen de nosotros porque no sabemos comunicar el bien que le hacemos a la sociedad en la generación de empleo. Para eso tenemos un task force que está tratando de ver cómo podemos hacer para reivindicar el rol del industrial. Sin criticar al empresario normal, nos diferenciamos porque el industrial tiene un arraigo muy importante en la territorialidad y en los empleados que tenemos. Sabemos que la gente es fundamental en nuestras compañías, a las que medimos por la cantidad de colaboradores y no por lo que facturamos, o por lo que ganamos o perdemos. En ese sentido, estamos con distintos proyectos como abrir las fábricas con escuelas, o mostrar por las redes los procesos productivos y también empezar hablar para generar empatía con la sociedad contando lo que hacemos y comentando nuestros problemas como industriales. Las empresas de capital nacional son muchas, desde las que son de dos personas con un empresario más un empleado, hasta las empresas grandes. Los industriales nos dedicamos a trabajar y queremos que las empresas crezcan para generar trabajo porque es nuestro gran orgullo. En mejorar la imagen estamos trabajando los jóvenes.

—¿Existe coincidencia entre los pregonadores de la llegada del 4.0 y la pérdida de puestos de trabajo?
—Lo peor que podemos hacer es caer en la soberbia de creer que todo lo nuevo viene a reemplazar a lo tradicional. Como argentinos debemos estar desesperados por generar empleo y que lo nuevo tiene que ser incrementar el trabajo. Está todo bien con las low cost, con los startup o con las energías renovables, siempre y cuando vengan a sumar. No podemos pensar que eso viene a sustituir algo que ya funciona. La soberbia mata porque destruye empresas, se genera pobreza, y la pobreza mata. Por eso tenemos que dejar de lado la soberbia y empezar a agrandar la torta, en vez de decir que lo nuevo es lo cool, lo sexy y lo que funciona, y lo viejo no va.

—¿Es posible esquivar esta situación?
—Por supuesto que el mundo avanza rápido. Pero la Argentina tiene un nivel de pobreza alto, en algunos sectores bajo nivel de educación y un alto nivel de desempleo. Y lo que se necesita es sumar ya que todos los sectores son importantes: la industria, el campo, el comercio, los bancos, la construcción, los unicornios. La única desesperación de todos tiene que ser generar empleo de calidad y veo que en ciertos sectores vinculados en la tecnología, no en todos, hay un pensamiento en que vienen a salvar la tierra, y no es así. Hay un montón de industrias tradicionales que se han modernizado y lo que debemos es achicar esa grieta entre la industria y la tecnología, como se había instalado entre la industria y el campo, para decir que la tecnología tiene una unión extremadamente alta con la industria.

—Participaron del Coloquio de Empresarios Jóvenes en Córdoba organizado por la UIC, ¿qué agenda llevaron?
—Cuando vamos al interior en la agenda federal tratamos de que no quede la actividad encapsulada en un evento. Generamos una agenda paralela en donde la dividimos en partes. Una en visitas a industrias, como fue la mañana antes del Coloquio cuando recorrimos Fadea (Fábrica Argentina de Aviones); y luego del evento a Volskwagen y una fábrica maderera. Después está la parte política, en donde nos reciben gobernadores o funcionarios de la parte productiva para entender y escuchar lo que se hace en política industrial. Y después los eventos de camaradería, en donde muchos dicen que sólo queremos divertirnos y no es así, porque las relaciones que se generan en este tipo de eventos son de confianza para mejorar la parte institucional, que en tan crisis está, sino que también la posibilidad que salgan negocios en la misma cadena de valor.

—Con la pobreza en alza y una industria que no encuentra piso en su actividad, ¿qué mirada tienen desde la juventud cuando son los señalados de armar las bases del futuro?
—El objetivo de nuestro grupo es la formación de jóvenes dirigentes, y eso de por sí es un mediano plazo. De todas formas no podemos escaparle a la coyuntura porque no somos niños que están aprendiendo sino que somos jóvenes que tenemos responsabilidades en empresas industriales en donde vive la coyuntura. Nosotros nos ponemos a disposición de quienes estén en el Gobierno para tratar de dar nuestra perspectiva, queremos que haya gobiernos que involucren a la pata industrial en el proceso y en el armado de proyectos para la toma de decisiones. Lo que no podemos permitir es que se nos llame únicamente para felicitar o para dar apoyo público. Nos ponemos a disposición para avalar las medidas de la Unión Industrial Argentina y en eso estamos, para darle territorialidad. Como jóvenes queremos ser parte porque sino estamos involucrados en el presente, nuestro futuro va a depender de decisiones que tomaron otros.

Más notas de

Ariel Maciel

El Gobierno analiza cómo será la vuelta al trabajo con la UIA y la CGT

El Gobierno analiza cómo será la vuelta al trabajo con la UIA y la CGT

La UIA confirmó que retoma la actividad en etapas para evitar la crisis de los pagos

La UIA confirmó que retoma la actividad en etapas para evitar la crisis de los pagos

El Gobierno flexibiliza el aislamiento ante la alerta empresaria de crisis social

Las empresas esperan reactivar pero piden financiamiento

En el ingreso a la crisis sanitaria, Argentina recuperó el superávit comercial con Brasil

En el ingreso a la crisis sanitaria, Argentina recuperó el superávit comercial con Brasil

Las pymes alertan que sin auxilio no habrá desempleo sino cierres masivos

Pymes constructoras piden que la ayuda pase por las empresas

Piden ampliar la base monetaria para financiar a tasa 0% a las empresas en el aislamiento

Las pymes quieren mantener las fábricas para la reactivación

Nuevo cruce entre pymes y eléctricas por el cobro de multas en medio de la pandemia

Nuevo cruce entre pymes y eléctricas por el cobro de multas

Advierten que “una empresa que no trabaja, en 30 días quiebra”

Advierten que “una empresa que no trabaja, en 30 días quiebra”

Piden descontar impuestos del pago de salarios para mantener el empleo

Piden descontar impuestos del pago de salarios para mantener el empleo

Pymes piden ayuda para sostener la actividad para la recuperación

Las industrias paralizadas temen no poder pagar en abril