Si hay un libro fundacional en lo que a ciencia ficción e invasiones alienígenas refiere es, sin dudas La guerra de los mundos. Publicada en 1898 por el inglés H.G. Wells -un visionario de la literatura que escribió otras joyas pioneras como El hombre invisible o La máquina del tiempo- tuvo varias adaptaciones. Archiconocido es el episodio en que Orson Wells sembró el pánico en Estados Unidos (1938) al dramatizar en vivo la novela en su programa de radio. En los años 50 el primer filme, con "efectos especiales" muy toscos se animó a abrir el juego; en 2005, Steven Spielberg hacía su remake, y hace dos semanas, Fox Channel estrenó una serie de ocho episodios (titulada War of the Worlds) de origen americano, protagonizada por Gabriel Byrne. Pero en todos esos casos, la historia fue trasladada a la época en que se daba cada relato. En la ficción que este domingo 10 estrenará el canal Europa Europa y que estará completa en Flow al día siguiente, por primera vez la acción transcurre en los años del libro original, antes de que el mundo experimentara el horror de la Primera Guerra Mundial.

Dividida en tres largos episodios, la historia se cuenta desde la perspectiva de una pareja particular, "parias" tal como Amy (Eleanor Tomlinson) define. Es que ella es una mujer que a principios del siglo XX se atreve a interesarse por la ciencia y se enamora de un hombre casado. George (Rafe Spall) huye con ella de un matrimonio arreglado con su prima, una relación sin futuro pero que resultó una condena. Mientras intentan formar una familia, enfrentando los prejuicios de la sociedad eduardiana de la época, ocurre lo impensado: las erupciones volcánicas que habían visto a través del telescopio del profesor Ogilvy (Robert Carlyle), eran en realidad, meteoritos dirigidos de forma directa a la Tierra.

La confusión inicial da lugar rápidamente al terror, cuando las esferas que se precipitaron en distintos puntos cercanos a Londres se revelan como algo orgánico y asesino. Los visitantes poseen una tecnología incomprensible para los humanos, y pronto empieza la masacre y la contaminación del planeta, que se acerca ineludiblemente a su muerte.

Amy y George comenzarán una carrera desesperada por la supervivencia, a veces acompañados de otras personas y otras separados uno del otro. La narración se realiza en dos tiempos: durante el comienzo de la invasión y algún tiempo después, con las consecuencias del desastre y la búsqueda de una esperanza.

Uno de los grandes puntos a favor de esta serie -a cargo de Peter Harness, el mismo de Dr Who- es precisamente respetar el momento histórico de la novela: aquí no hay modernos sistemas de defensa ni monitoreos satelitales, la comunicación entre grandes distancias es precaria -los primeros ataques destrozan los cables telegráficos- y resulta muy difícil saber qué sucede en otros lugares. El aislamiento es total.

El hecho de que estamos ante un mundo todavía virgen de conflictos bélicos a gran escala, denota la inexperiencia sobre qué hacer ante esta situación. The War tampoco esquiva el espíritu de crítica anticolonialista que Wells hacía sobre el Imperio. Sus personajes se dirimen entre pensar que es algún "castigo de Dios" porque el Reino somete a sangre y fuego desde siempre a pueblos indefensos e ignorantes, o una "prueba de Dios" para Gran Bretaña, el "mejor lugar del mundo".

El postergado rol de la mujer en la sociedad, los prejuicios sobre la homosexualidad y la fuerte discriminación de las clases altas para con los menos afortunados son temas que también recorren esta muy buena ficción que no escatima escenas con los monstruosos arácnidos extraterrestres ni muertes de personas de todas las edades. ¿Qué tan egoísta es hacer lo necesario para sobrevivir? El autor también era filósofo y se hace estas preguntas a través de sus personajes. Hay un fuerte mensaje ecologista además -¡ya desde entonces!- sobre cómo la revolución industrial contaminaba y drenaba los recursos del planeta. Ciento veinte años después, las preguntas siguen siendo las mismas

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

El Vaticano contra “la manipulación de la religión”

Ver más productos