Panamá. La ciudad de Panamá ocupa el 4% de la superficie del país pero reúne al 46% de la población. La concentración urbana es muy marcada: dos ciudades suman el 76% de la población panameña: la capital y San Miguelito, con un total de 1,2 millón de habitantes. En los últimos 30 años se duplicó su población y se espera que en los próximos 15 se incremente un 10% más. Con esos datos, el director de Planificación Urbana de la ciudad de Panamá, Manuel Trute, explicó que se comenzó a trabajar en el plan de descentralización. La vicealcalde de la ciudad, Raisa Banfield, dio detalles respecto del modelo que se tomó, que es el desarrollado por el gobierno de Singapur, que tiene un clima similar al de Panamá. Y centraron la regeneración de la ciudad en mejorar las transportabilidad para desarrollar el sistema público y que se dejen de lados los vehículos particulares, en recuperación de plazas, paseos y centros históricos y en el reciclado de residuos, que pasó a ser del 80%. La ciudad de Panamá sucribió además un "eco protocolo" con los criterios de eficiencia energética, aprovechamiento de agua, manejo de residuos y reducción de las emisiones de carbono.

Quito. El secretario de Desarrollo Metropolitano, Álvaro Maldonado, asegura que la capital de Ecuador es la más segura de la región. Y que se ha constituido en una ciudad resiliente a través del diálogo con sectores de la comunidad, el open data y la participación ciudadana que considera "fundamental". Por eso, destaca la creación de un consejo consultivo para planificar a largo plazo en el que participan las 19 cámaras de comercio, la asociación de bancos, la Bolsa de comercio, las universidadas y los organismos internacionales, además de la Municipalidad de Quito. La capital ecuatoriana se propuso avanzar con un proyecto de industrialización porque la altura en la que se encuentra emplazada no permite el desarrollo agrícola. Y centró un plan de diversificación de la economía: productos farmacéuticos, químicos, plásticos y alimenticios. La asociación óptima es el Estado como "facilitador y los privados con inversión a largo plazo", resaltó.

Tránsito lento. Chile expuso el caso del reordenamiento del tránsito con un Plan de Transporte inteligente. La incorporacion del sistema de BIP de tarjeta electrónica, los buses eléctricos y un sistema integrado de luces de tráfico redujo el tiempo de viaje en un 22%. El desafio que se plantean es mejorar el transporte público para reducir el uso de vehículos particulares, que es la movilidad principal en el 26,1% de los casos contra el 25,9% de transporte público. En tanto, el 34% se desplaza caminando, y el resto, en bicicleta. También se anunció la construcción de tres nuevas líneas de subterráneo añadiendo así 57 kilómetros de recorrido.