Hace un tiempo, en la página que le dedicamos al cine de sexo los jueves, mencionamos un libro y un documental italianos llamados, ambos, Porno e libertÓ, que vimos fuera del país. Albricias: Qubit.TV lo incorporó recientemente a su grilla. Se trata de una historia del porno italiano de los años setenta en adelante, no solo del cine sino también de las publicaciones. Y eso sirve -necesariamente- para esbozar hipótesis acerca de la sociedad de ese país en esas décadas de absoluto cambio. Si se lo piensa bien, se verá que también tales hipótesis caben para otros lugares del mundo. La transformación de una industria fílmica a partir del más popular y prohibido de los géneros está contada con testimonios e imágenes que, en muchos casos, asombran por su calidad o por su inadvertido surrealismo. Una defensa de la libertad de expresión en el cine y fuera de él, y una experiencia histórica feliz. Como dijimos, en Qubit.TV.

Más notas de

Leonardo Desposito

Amazon anunció producciones latinoamericanas para su streaming

La jauría, el proyecto de Lucía Puenzo

Amazon se vuelve el tercer grande del streaming musical

Jeff Bezos, CEO de Amazon

El robo del siglo sigue ganando y se acerca al millón de entradas

Dolittle, mitad de tabla para el estreno más visto

Las delicadas y complejas relaciones entre el cine y el teatro

Opening Night, lo falso y lo verdadero en el escenario

Una vuelta de tuerca total a los lugares comunes del western

Una vuelta de tuerca total a los lugares comunes del western

Voltaire, Playboy, los sesenta y la chica ingenua

Voltaire, Playboy, los sesenta y la chica ingenua

Arranca un Festival Sundance signado por la cautela de los distribuidores de cine en salas

The Farewell, una película bien vendida en Sundance pero no un gran negocio

Warner Music y Spotify zanjan diferencias sobre India

Daniel Ek, CEO de Spotify, logra el último gran acuerdo para la firma

El Robo del Siglo impulsó la taquilla con números récord para enero

El robo del siglo se llevó el mayor botín de la taquilla

Disney elimina la marca "Fox" para producción audiovisual

Los Simpson, una de las marcas "grandes"