Si en las leyendas nórdicas el Nix es un espíritu que se aparece en forma de caballo blanco y roba niños, en esta primera novela de Nathan Hill cuya publicación provocó movimiento en el mundo literario estadounidense, que la recibió con gran entusiasmo, se trata de una presencia intangible e indeleble que simboliza ese momento crucial en el que la existencia descarría y ya no se es capaz de recuperar su curso. Así es como la vida de Samuel Anderson, escritor bloqueado, profesor hastiado en una universidad de segunda categoría y adicto a los videojuegos en internet, ha sido marcada por el Nix. Su madre, Faye, se fue de casa cuando el tenía once anos y, después de más de dos décadas, reaparece de la forma mas insospechada. Ha cometido un delito absurdo con presuntas motivaciones políticas que acapara los programas de noticias, inflama las redes y enciende las pasiones de unos Estados Unidos divididos ante el caso. Los medios presentan a Faye como una hippie radical con un pasado sordido; sin embargo, hasta donde sabe Samuel, su madre era una chica normal que se caso con su novio del instituto. A medida que indaga en la historia familiar y de su país el foco se traslada desde el Medio Oeste rural en los años sesenta hasta la Nueva York del movimiento Ocupemos Wall Street, regresa a los disturbios de Chicago en 1968 y, finalmente, se desplaza a la Noruega de la Segunda Guerra Mundial. Con variedad de recursos narrativos y un abrasivo sentido del humor, Nathan Hill nos guía con mano maestra por esta suerte de comedia humana, que supone una critica demoledora de los aspectos mas denigrantes de la sociedad contemporánea.

Título: El Nix
Autor: Nathan Hill
Editorial: Salamandra
Páginas: 704
Precio: $890