"Este libro se lo debía de alguna manera a Madrid, pero no deja de ser una mirada de una extranjera, que la conoce muchísimo, más que otros madrileños. Pero, por ejemplo, no tengo familia muerta en la guerra, miré las cosa de otra manera, con más certeza y menos certeza. Acercarse de una manera sin familiaridad es una forma peculiar de ver las historias, es bueno y malo a la vez", dice a BAE Negocios la escritora argentina Clara Obligado. Vive en España desde 1976 pero pasó por Buenos Aires en el que presentó "La bibloteca de agua".

"Llegué a una ciudad sin querer llegar, y de alguna forma quería hacer un homenaje a una ciudad de la que me enamoré poco a poco. Las ciudades no reciben bien, no son gente, la llegada del exiliado no es fácil", sostiene la escritora que explora el Barrio de La letras en Madrid y aborda la ciudad entera.

"Lo conocí caminando perdida por Madrid y pensé que era barrio tan bonito. Con el tiempo alquilé un piso y me di cuenta de que estaba viviendo ahí. Estuve 16 años. lo vi cambiar, llegué en el 76 , lo arreglaron, viví ahí en la época de la droga que fue muy fuerte, de la movida, después expulsaron a los vecinos, es una zona carísima de ciudad, no viven españoles. Ahora vivo en Puerta del Sol. La historia está dentro de la ciudad y el turismo está expulsando a la gente de los barrios. El comercio del barrio cambia en función de los turistas. Edificios de casas grandes se alquilan a turistas, el mio está tomado por el turismo", sostiene y agrega que cuando está en Buenos Aires "vivo en el Obelisco".

"Tengo un nieto español, llevo 42 años allá, hay dos generaciones detrás de mi. Me siento extranjera, no me siento ni del todo argentina ni de toda española. A las dos las miro con mucho cariño desde afuera. La raíz está aquí pero mi vida está allá . Me siento anfibia, alguien que nada y que vuela , las dos cosas".

—Es un libro de cuentos, pero no están aislados.
—Buscaba hacer una mezcla entre el cuento, la microficción y la novela. Se puede empezar del primero al último o a la inversa. Una ciudad que se va hundiendo y si lo lees al revés es una ciudad que va a emergiendo. El libro es como una ciudad podes entrar por cualquier lado. Mi pregunta era cómo son las ciudades y cómo las vemos. Se van a armando historias más complejas de lo que parece que si los leyeras de formas aisladas. Son tres libros que hice con estas estructuras.

“Las ciudades no reciben bien. La llegada del exiliado no es fácil”

—¿En qué género lo coloca?
—A mí la novela me parece un género más aburrido como escritora, una vez que defines algo debes mantenerte en lo mismo. En cambio el libro de cuento podes hacer estos experimentos de cambiar de género, de tiempos, sin embargo me gusta la continuidad de la novela, el enigma. Es una literatura mestiza entre el cuento y la novela.

—¿Puede ser leído como una guía para recorrer la ciudad?
—Es una guía, la edición española viene con un mapa, una parte es absolutamente real para recorrer el barrio, cómo va creciendo y también podes imaginar cómo se lee una ciudad. Los bares que hay, la zapatería donde queda. La presentación fue con un paseo por el barrio y en cada lugar aparecía el personaje de la historia. Fue una presentación teatralizada y recitada. Fue mucho trabajo y salió una preciosidad.

—Si bien el idioma es el mismo hay diferencias
—Creo que el idioma es un problema, el castellano es muy distinto allá que acá, el lenguaje es algo que la gente hace, se habla distinto, ni mejor ni peor. Pienso mucho en el idioma. Últimamente uso las palabras que me vengan bien. Están las que dicen cosas distintas, como pileta y piscina, saco y chaqueta, sobre todo las palabras de uso doméstico. Escribo según la lógica del texto, si me pide algo más argentino uso ese lenguaje, y este caso más de allá las palabras.

—¿Por qué el título?
—Es como pensar la ciudad como una biblioteca, un lugar que podés leerlo. Madrid quiere decir "la madre de las aguas". Es un ciudad fundada sobre el agua, el libro tiene mucha información sobre el origen de Madrid, que se basa en el agua. Está construida sobre siete colinas y sobre agua igual que Roma. Investigué un montón, no soy española tuve que estudiar el triple. Aprendí a leer el barrio muy bien. Reconocer estilos, donde vivían personajes. El turista solo se entera de Almendra, que es la zona en la que se mueven los turistas en el centro de Madrid. Un poco este libro habla de eso de cómo conocemos las ciudades, de que seguimos la guía, anotamos lo que dice y conocemos de una forma muy acotada.

—Acá y allá hay y hubo crisis. ¿Cómo es la literatura en esos tiempos?
—Tanto Macri como Rajoy cerraron los ministerios de Cultura. Ciertos gobiernos hacen un trabajo de desconstrucción de la cultura y se la asfixia, eso no quiere decir que a gente reaccione de esta manera. Cuando el mundo se pone mas duro. el pensamiento se vuelve un espacio donde refugiarse. Frente al abandono de la política del campo cultural aparecen grupos defendiéndolas. La industria editorial hay que defenderla, sobre todo la pequeña. Hay que invertir en libros aunque tengas poco dinero, se puede hacerlo por ejemplo compartiendo un libro entre tres.

Título: La biblioteca de agua
Autora: Clara Obligado
Editorial: Páginas de espuma
Páginas: 184
Precio: $900

 

Ver más productos

Miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo desde distintos puntos de Capital y Gran Buenos Aires.

17 de octubre: una lealtad eterna

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos