En esta página hacemos un poco lo que nos gusta, es decir, es un especie de capricho. En general se piensa buscando material accesible, que puede encontrarse -muchas veces gratis- en la web. También pensamos en que sea para todos y aquí hay que hacer una especie de aclaración. Todos sabemos ver películas, hemos crecido en una cultura que es, básicamente, audiovisual. Pero hay películas que son más complicadas, que requieren un cierto entrenamiento o una curiosidad especial para que puedan disfrutarse como corresponde. Esta vez vamos a recomendar algunas que además se pueden ver gratuitamente en YouTube, Vimeo y otras plataformas (la que es muy buena es Archive.org, un enorme reservorio de material de todo tipo: películas, libros, artículos, fotos, pinturas y videojuegos). Veamos algo de cine experimental, que es un universo donde todo es imprevisible y que amplía mucho nuestro panorama.

Los surrealistas, por ejemplo, tomaron el cine ni bien apareció en el horizonte. Eran modernos, entendieron que ese era el arte nuevo y que permitía una gigantesca cantidad de variaciones que las demás artes no permitían. Quizás todos conozcan Un perro andaluz, el corto de Luis Buñuel y Salvador Dalí, y quizás sepan que su secuencia más famosa consiste en un ojo cortado en primer plano por una navaja, una alegoría del cine ya en el inicio del cine como arte. Pero la película es mucho más y obliga al espectador a meterse en las imágenes por lo que son, a inventar una respuesta al misterio. Hay humor (los curas tirados por sogas, burros muertos en pianos, etcétera) y algo de escalofríos en cómo todo parece una pesadilla. En la misma época, se hizo La conchilla y el clérigo, de Germaine Dulac, donde también nos acercamos, a través de una obsesión amorosa, a la plasmación de un sueño.

El cine experimental amplía nuestra experiencia audiovisual

En los Estados Unidos, a partir de los años cuarenta, surge un fuerte movimiento de cine experimental e independiente. Entre esos nombres, aparece el de Maya Deren, una de las referentes más importantes de ese movimiento. Su película más famosa, de 1943, es Meshes of the Afternoon, que muestra la obsesión amorosa y erótica de una mujer que persigue una presencia elusiva, incluso a sí misma. Deren rompe la consecución temporal y el espacio para generar otro espejo onírico lleno de imágenes provocativas, muchas muy bellas, que nos deja siempre en estado de pregunta. En la misma época, desarrollaba también su trabajo el más independiente de los independientes, Stan Brackhage, a quien se suele asociar a veces con la animación porque realizó películas pintadas directamente sobre el material fílmico (práctica que también utilizaron el neocelandés Len Lye o el escocés Malcolm McLaren, aunque con otros métodos menos abstractos). Entre las películas de Brackage, realizadas en solitario, hay varias que merecen conocerse. Mothlight (1963) está realizada con una lámpara, una polilla y un cenicero de vidrio, y las imágenes que se producen con la interacción de los tres elementos; The Dead (1965) es una colección de imágenes que parecen no tener nada en común, pero que juntas forman una especie de sinfonía abstracta de formas, colores y motivos; The act of seeing with one’s own eyes (1971) muestra una autopsia, y puede resultar chocante aunque la intención del realizador es transformar el cuerpo en algo totalmente abstracto, una idea sobre todo. Hay mucho más porque fue un realizador prolífico que fue derivando cada vez más en la no representación, en la combinación del movimiento de formas y colores.

Al respecto, es bueno recordar a quien sí es parte del cine de animación, Oskar Fischinger. Fischinger comenzó como artista plástico, muy influido por la Bauhaus. Hizo primero cortos mudos en blanco y negro donde pintaba formas, con la intención de agregar la dimensión temporal a la pintura. Pero con el tiempo fue refinando su técnica y, finalmente, fue uno de los grandes diseñadores de cine publicitario una vez que debió dejar Alemania por los Estados Unidos ante la persecución de los nazis. Especialmente, fue uno de los que utilizó la música -sobre todo la sinfónica- para mover figuras. Entre sus trabajos más bellos, Komposition in Blau, realizado con objetos de acrílico y formas geométricas; American March, que trabaja con dibujos animados sobre acetato; y Allegretto, filme que, como los otros, lo llevó a ser contactado por Disney para Fantasía (por las dudas: se pelearon duramente aunque Fischinger llegó a diseñar el cuadro de la Toccata y fuga en re menor que abre esa película).

Por último, un realizador que nos dejó a principios de este año, Jonas Mekas. Mekas decidió utilizar el cine como una especie de registro personal, de diario donde registró las imágenes con la intención de contagiar emociones. Es un cine contemplativo, que muchas veces parece solo un conjunto de momentos con amigos. Pero tiene una gran potencia expresiva e influyó en casi todos los cineastas que le siguieron. Lituano pero basado en los Estados Unidos, pertenece a la misma generación de Deren. Entre sus películas más importantes, hay dos que merecen ser vistas por cualquiera que quiera conocer el cine. Una es Reminiscencias de un viaje a Lituania, donde primero narra su partida a los Estados Unidos, luego vuelve al pueblo de origen para ver qué quedó, y finalmente filma en Viena y cuenta lo que le quedó de ese viaje. El otro es As I was moving ahead occassionally I saw brief glimpses of beauty (“A medida que me fui moviendo, en ocasiones percibí breves destellos de belleza”), donde narra treinta años de su vida a partir de películas caseras. Hay humor, ternura y observación en esta gran conversación con un amigo.

Más notas de

Leonardo Desposito

Profit Motive and the Whispering Wind: la otra historia de los EE.UU.

Profit Motive and the Whispering Wind: la otra historia de los EE.UU.

Togo: el clásico cuento de aventuras y amistad entre un hombre y su perro

Togo: el clásico cuento de aventuras y amistad entre un hombre y su perro

Los premios Oscar apuestan a ser el primer gran evento presencial postpandemia

Los premios Oscar apuestan a ser el primer gran evento presencial postpandemia

El Diablo en Miss Jones: un clásico de los setenta más allá del erotismo

El Diablo en Miss Jones: un clásico de los setenta más allá del erotismo

Festival de cine de Mar del Plata, contra viento y marea

Festival de cine de Mar del Plata, contra viento y marea

El Cocodrilo: cuando el terror comparte la amabilidad de la comedia

El Cocodrilo: cuando el terror comparte la amabilidad de la comedia

Había una vez en Hollywood: el mundo del cine según Tarantino

Había una vez en Hollywood: el mundo del cine según Tarantino

Duro de matar: una obra maestra del cine de acción y aventuras

Duro de matar: una obra maestra del cine de acción y aventuras

Misón: Imposible-Protocolo fantasma; la maestría de Brad Bird

Misón: Imposible-Protocolo fantasma; la maestría de Brad Bird

El Festival de Mar del Plata logró buenos números en su edición virtual

El Festival de Mar del Plata logró buenos números en su edición virtual