Tasio Ortiz de Zárate, brillante arqueólogo condenado por los asesinatos que aterrorizaron Vitoria hace dos décadas, está a punto de salir de prisión cuando los crímenes se reanudan. En la Catedral Vieja, una pareja de veinte años aparece muerta por picaduras de abeja en la garganta. Pero solo serán los primeros.

Unai López de Ayala, un joven experto en perfiles criminales, está obsesionado con prevenir los asesinatos, una tragedia personal no le permite encararlos como uno más. Sus métodos enervan a Alba, la subcomisaria, con la que mantiene una ambigua relación marcada por los crímenes, pero el tiempo corre en su contra y la amenaza acecha en cualquier esquina.

Una novela negra absorbente que mezcla mitología y leyendas, arqueología y secretos de familia.

Una ciudad aterrorizada por el regreso de unos asesinatos rituales. Un experto en perfiles criminales que esconde una tragedia.

Un thriller hipnótico cuyas claves descansan en unos misteriosos restos arqueológicos.