Edgardo Holzman hace años que vive en Estados Unidos. Vino a Buenos Aires a presentar su primera novela que fue escrita en inglés y traducida al castellano. "Malena,una tragedia argentina", un thriller literario ambientado en 1979 en Buenos Aires y Washington D.C. "Tengo 72 años, los primeros 10 años de mi vida los viví acá. Mi padre era periodista, luego diplomático. En 1957 lo destinaron a Tailandia, fui a escuelas de habla inglesa; ahí aprendí inglés y pasamos siete años. Volvimos a Argentina y estudié abogacía . Al año siguiente me fui a Estados Unidos a hacer un master", dice el autor a BAE Negocios. Junto con su mujer norteamericana hacía tiempo que no venían al país.

"Estando allá en el 74 fui con la delegación interamericana de la OEA a Chile por las denuncias que había de violaciones a los derechos humanos. Era el más joven de la delegación, tenía 27 años. Fue una experiencia muy traumática. Era abogado pero no había tenido contacto con el tema de derechos humanos. Ahí me di cuenta de la gran diferencia que hay entre un relato que hace un país de lo que está sucediendo, y lo que está sucediendo realmente. Entre tanto, me había quedado a vivir en Estados Unidos", relata Holzman sobre una de las situaciones que lo llevó a escribir Malena.

"En el 81 cuando Ronald Wilson Reagan asume la presidencia y da marcha atrás con la política de derechos humanos de Carter, entonces invita a Viola. A mí me tocó hacerle de interprete (trabaja freelance) no en la Casa Blanca porque tenía su propio traductor, pero sí lo acompañé a las entrevistas y al Congreso a reuniones con senadores norteamericanos que le pedían que el Gobierno diera cuenta de lo que estaba pasando con los argentinos. Se sabia más en el exterior que el país, le reclamaban a Viola que diera información sobre los desaparecidos", recuerda el autor quien tuvo una relación con Viola "totalmente profesional, no hubo ninguna confidencia ni nada de eso".

—¿Cómo surgió la idea de la novela?
—Pensé que tenía que escribir algo de eso. Después de que salió el Nunca Más era bastante conocido para los argentinos lo que había pasado, fue un gran shock. Quería escribir algo que el común de la gente leyera, no un informe más, de ahí vino la idea de escribir una novela porque te mete en la vida de los personajes, te transporta a la época, lo sentís . Hay novelas que te destrozan. Es como que estás ahí, que lo estás viviendo vos.

—¿Por qué la escribió en inglés?
—Hacia muchos años que trabajaba en inglés, que es muy directo, de alto impacto. Pero la razón principal fue que lo que pasó en Argentina tuvo una gran influencia en el movimiento moderno de Derechos Humanos. El Nunca Más es modelo de investigaciones de muchos países, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, un símbolo internacional de la lucha, todo lo que hicieron para identificar a las víctimas. Pensaba en dos lectores, el argentino y norteamericano. El argentino tiene conocimiento de lo que pasó, lo que no se sabía en los 80 era el papel que jugó Estados Unidos, eso se supo después. En Estados Unidos no se conocía ni una cosa ni la otra. América latina es una cosa que está en patio trasero. Había gente que no lo podía creer, ni el rol que había jugado Washington en todo esto. Por esas razones escribí en inglés. Hay universidades allá que tomaron la novela en sus cursos.

—¿ Va a seguir en el camino de la literatura?
—Es la primera de dos bajo el mismo subtítulo. La otra se llama Recuerdo, también nombre de tango en este caso de Pugliese. Trata de la generación posterior, los hijos de los desaparecidos, pero los personajes no son los mismos. La historia de Abuelas, qué pasa con esa generación de niños robados.

—¿Los personajes son ficción?
—Sí, pero con datos de la realidad. El intérprete tiene cosas mías. Esa idea de la mosca en la pared, de alguien que está ahí pasivamente, el intérprete no puede decir nada, está obligado por juramento a guardar secreto. El otro personaje es un militar argentino que tampoco puede decir nada. Los dos están en un callejón sin salida, en una encrucijada moral.

—¿Le costó escribirla?
—Es una novela muy compleja, tardé 20 años en escribirla, no estaba escribiendo a tiempo completo, lo hacia cuando podía y soy muy perfeccionista. Soy lector, para mi una buena novela tiene que ser auténtica, me gusta que el autor se haya molestado en recrear la época, en los detalles.

—¿En este caso le parece que la literatura sirve para saber lo que pasó?
—Sí, había mucho de eso cuando pensé en escribirla. También las generaciones que no vivieron esa época. Es un tema que la Argentina no esta superado, es un tema candente y con razón. Quizás sirva para que las generaciones mas jóvenes se aproximen a los que pasó.

 

Título: Malena. Una tragedia argentina
Autor: Holzman, Edgardo
Editorial: Sigilo
Páginas: 400
Precio: $730

Ver más productos

Macri se juntó con Alfredo Casero

Macri se juntó con Alfredo Casero

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

Francisco inédito: el silencioso camino de fe que lo llevó hasta el Vaticano

#ElChacal, el personaje que te informa.

Cómo surgió #ElChacal, el personaje que te informa y divierte

En cronishop.com.ar podés encontrar algunos de los mejores vinos y espumantes del mercado.

¿Cómo atraer a los Millennials al mundo del vino?

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

"Basta de recetas; amor por el país y por el pueblo"

Ver más productos