Para el mundo del jazz local 2017 será recordado como un año más que generoso en visitas internacionales, que fueron muchas y de calidad hasta el momento, pero que se potenciarán cuando el miércoles 15 de este mes arranque una nueva edición del Festival Internacional Buenos Aires Jazz.

Impresionan los nombres que pisaron los escenarios porteños este año, con mucho protagonismo del CCK y de la Usina del Arte como espacios convocantes: Barry Harris, Ravi Coltrane, Joe Lovano, Vincent Herring, Stefano Bollani, Chick Corea, Gregory Porter, Michael Formanek, Tony Malaby, Louis Sclavis y Bill Frisell fueron sólo algunos de los grandes músicos que visitaron la ciudad y en ciertos casos se entreveraron con artistas locales para proyectos especiales.

Pero como si el amante del jazz no hubiera tenido sufi ciente, en pocos días comenzará un nuevo turno del Festival de Jazz de la Ciudad que desde 2008 y con la dirección de Adrián Iaies se convirtió en un faro cultural para los seguidores del género y también para quienes lo exploran a partir de esta iniciativa.

No son muchas las grandes capitales que cuentan con un festival con participantes internacionales de peso y músicos locales cruzándose en los escenarios. Es cierto que Nueva York tiene varios eventos al año y también los hay en Londres o en Berlín, pero en Europa las celebraciones más convocantes y respetadas suelen tener lugar en localidades que permiten un color especial, como Umbría, en Italia o San Sebastián, en España. En el caso de Buenos Aires, además, se agrega la ponderable decisión de que sea el Estado el que impulse y organice el festival, lo cual permite que lleguen a esta ciudad músicos que difícilmente lo harían en otras condiciones.

Para este año se anuncian nuevamente artistas de amplia trayectoria y convocante actualidad en el plano internacional. La apertura estará a cargo del trío integrado por Gary Peacock, Marc Copland y Joey Baron mientras que en el cierre se presentarán el pianista Jacky Terrasson y el trompetista y fl iscornista Stéphane Belmondo. Habrá naturalmente otros invitados, entre los que se destacan los pianistas Matthew Shipp y Rita Marcotulli.

El trío de Peacock, Copland y Baron supondrá un comienzo de alto vuelo para el Festival. A los 82 años, el contrabajista Peacock es una referencia ineludible, por trayectoria y volumen musical. Pocos acreditan una versatilidad tal como la que lo llevó a tocar, en un solo año -1964-, con músicos tan diferentes como Bill Evans, Albert Ayler o Miles Davis. Luego, por muchos años, fue pieza esencial del trío de Keith Jarrett. Hoy está de gira con el pianista Marc Copland y el baterista Joey Baron presentando su disco Tangents, editado por el sello ECM, que mereció elogiosas críticas en los medios especializados. La claridad y el pulso exacto de Peacock están presentes en un álbum que parece una suerte de “vivo en el estudio” y que también muestra a Copland en una de sus mejores performances.