Cuando se habla de gigantes del jazz que aún viven y recorren escenarios, el nombre de Wayne Shorter es una referencia insoslayable. A punto de cumplir 85 años, el ex saxofonista del quinteto de Miles Davis y luego líder del grupo Weather Report se apresta a lanzar una obra monumental. Emanon, así se titula su nuevo trabajo que se editará a fin de mes en coincidencia con su cumpleaños. Incluirá tres discos más una novela gráfica.

Shorter siempre sorprende. Los giros en su carrera fueron ventanas que permitieron abrir nuevas alternativas en períodos de transición para el jazz. Resultó vital en los Jazz Messengers de Art Blakey a fines de los 50 y le imprimió un sello personal a la música con que Miles Davis le dio vida a su quinteto de la segunda mitad de la década del 60, con Herbie Hancock, Tony Williams y Ron Carter. La historia de Weather Report ha sido acaso más expansiva y convocante de nuevas audiencias, especialmente tras el paso de Jaco Pastorius por esa formación que impregnó de sonidos eléctricos un período propenso a esa experimentación con tintes de fusión.

¿Será esta nueva obra la culminación de una carrera estelar para este saxofonista y compositor que representa hoy una parte indispensable de la historia del jazz? Difícil saberlo, porque más allá de su edad, Shorter sigue experimentando y buscando nuevas vías de expresión.

La obra que ahora se edita, Emanon No Name al revés- se compone de tres discos que incluyen temas de Shorter con su cuarteto integrado por Danilo Pérez en piano, John Pattitucci en bajo y Brian Blade en batería y otros grabados junto con la Orpheus Chamber Orchestra. Los temas con su cuarteto fueron registrados en vivo en una presentación en Londres. Y su asociación con la Orpheus Chamber Orchestra parte de un concierto que ofrecieron en 2013 en el Carnegie Hall, poco después de la edición del anterior disco de Shorter, Without a Net.

Shorter quedó entusiasmado con esa presentación y decidió grabar cuatro temas con la orquesta y su cuarteto, que son los que se editan en este trabajo. El saxofonista recordaba que Miles Davis solía pedirle que alguna vez compusiera algo con orquesta de cuerdas para él, pero que incluyera una ventana "para poderse escapar".

La idea de la novela gráfica que acompaña estos discos deriva de la adicción de Shorter por los comics. Tenía 15 años cuando escribió y dibujó su propio comic. Cuando se cruzó con las ilustraciones de Randy DuBurke quedó impresionado y decidió que haría algo con él. Así fue como le dio vida a una historia con guión suyo y de Monica Sly. El relato que subyace en la novela es que los hombres habitamos un universo que es apenas una parte de una realidad infinita, donde coexisten mundos y espacio paralelos. "Después de escuchar y leer Emanon uno comienza a pensar que hay realidades paralelas en el mundo que te rodea todos los días", escribió la cantante y bajista Esperanza Spalding en la introducción del libro.

Esta obra, editada por Blue Note en versión vinilo y CD, confirma que Shorter no se sienta a abrazarse a sus diez Grammys: apuesta a seguir dando más vida al jazz.