Trump sorprendió con aranceles

A pocas horas de comenzado el lunes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pateó el tablero y mediante Twitter -su clásica herramienta- anunció que volverá a cobrar aranceles a la Argentina y Brasil por importaciones de acero y aluminio, lo que motivó la reacción del próximo gobierno electo de Alberto Fernández, que pediría que la medida quede sin efecto.

El anunció sacudió las acciones

Los papeles de Aluar y Ternium sintieron el peso de los nuevos aranceles anunciados por el presidente estadounidense, Donald Trump, y sus cotizaciones se desplomaron en el mercado bursátil.

Todavía retienen soja y maíz

El campo aún tiene en su poder unos US$10.000 millones correspondientes a las 38 millones de toneladas de soja y maíz que aún no fueron comercializadas, y que espera definir en breve ante la posibilidad que el próximo Gobierno aumente las retenciones.

Definen detalles del Gabinete

A solo cuatro días del anuncio del Gabinete y a ocho del traspaso de mando, las oficinas del presidente electo Alberto Fernández, ubicadas en el barrio de Puerto Madero, se convirtieron en las últimas horas en un hervidero por cuyos pasillos trajina la mayor parte de los dirigentes cuyos nombres suenan para ocupar cargos en el futuro gobierno.

Fuertes declaraciones de Cristina

Por espacio de algo más de tres horas, la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, declaró ayer ante el Tribunal Oral Federal Nº 2 en el marco del juicio en el que se investiga el presunto direccionamiento de contratos en favor del empresario Lázaro Báez durante su gobierno.

Fuerte caída del salario

La escalada inflacionaria que siguió a la corrida y devaluación post PASO golpeó de lleno en los bolsillos de los trabajadores. De acuerdo al índice de salarios que publicó ayer el Indec y que incluye tanto al sector formal como al informal, los ingresos laborales se desplomaron 3% real sólo durante septiembre. En términos interanuales, cayeron 7,5%, un dato muy preocupante ya que compara contra el mismo mes de 2018, que fue el peor de la era Cambiemos. En los tres primeros trimestres de 2019, el poder adquisitivo acumuló una baja del 5,7%.

Escenario Político

A María Eugenia Vidal le quedan cuatro días para encontrar $ 5.200 millones y evitar el default de un bono de la provincia que vence el viernes. Pero, en tiempo de descuento, a la gobernadora se le acaban las recetas y no parece encontrar salida. Reacia a dejar el gobierno igual que su hasta ahora jefe político, Mauricio Macri, Vidal intenta que el directorio del Banco Provincia vote un canje voluntario del bono (es decir, diferirle el pago por un año a la provincia) al que se resisten no sólo los cuatro directores por la oposición, sino también el director por la UCR, Diego Rodrigo, y hasta el vicepresidente de la institución, Carlos Pérez, un hombre del ministro Hernán Lacunza. El viernes a la tarde, el presidente del banco, Juan Curutchet, no consiguió el quórum para levantar el cuarto intermedio y aprobar el canje en la reunión de directorio que había quedado en suspenso el jueves. Fue después de que fracasara la estrategia anterior: tomar un préstamo a nombre de la provincia en el Banco Nación para, triangulación mediante, cubrir los $ 4.200 millones de capital y los $ 1.000 millones de intereses del bono. Pero por ahora todos los caminos terminan en la nada. Curutchet volverá a intentarlo hoy por la tarde, aunque el panorama no es alentador. Ningún director del Banco quiere poner la firma en un canje que no está amparado ni por una ley ni por un decreto y que además no aconsejan ni la subgerencia de Finanzas ni la de Asuntos Legales. Tanto el gobierno bonaerense como la oposición -que pronto intercambiarán roles- avizoran días impredecibles. Y coinciden: si Macri no la rescata, Vidal dejará el Banco en default.