Carne: el Gobierno apunta a las ventas a China y expertos prevén freno a las alzas

Tras un aumento de casi 65% en un año que superó en 20 puntos al que tuvieron en el mismo lapso los Alimentos y el nivel general de la suba de precios, el Gobierno anunció el cierre de las exportaciones de carne vacuna en un intento por mantener a raya las alzas hasta las elecciones. Con el argumento del peso del 8% que tiene este producto sobre el IPC y del crecimiento de más de 1.100% que tuvieron las ventas a China desde 2015, el Ejecutivo abrió nuevamente un frente de conflicto con el campo, con una medida que para los expertos puede funcionar en el corto plazo, más allá del efecto nocivo en el largo.

Con preocupación ante las cifras de la pandemia, Cafiero y sus pares de Provincia y Ciudad, analizaron eventuales medidas

Frente al récord de casos registrados hoy a nivel país, cuya cifra trepó a los 35.543 infectados y 745 fallecidos, el jefe de Gabinete de la nación, Santiago Cafiero, se reunió esta tarde con sus pares de provincia de Buenos Aires y Ciudad, Carlos Bianco y Felipe Miguel, respectivamente, con quienes evaluó la situación sanitaria y las curvas de contagios con el foco puesto en el Área Metropolitana  (AMBA) y donde se comenzaron a evaluar diferentes alternativas, pero con el foco puesto en las reuniones sociales.

Carne, soja y maíz: las tres claves de la tensión entre Gobierno y el campo

El cierre de las exportaciones de carne vacuna anunciado por el Gobierno –sin ratificar al menos hasta ahora en el Boletín Oficial- suma un nuevo capítulo a la saga de enfrentamientos entre la Casa Rosada y el sector agropecuario. Se trata del tercer cortocircuito, luego del incremento de las retenciones al complejo sojero en marzo de 2020 y el cierre del registro de exportaciones de maíz, en diciembre del año pasado. En esta ocasión, la Mesa de Enlace busca mostrar una mayor cohesión, en contraste a la postura dividida que quedó en evidencia durante las negociaciones con el ministro de Agricultura, Luis Basterra.

La Canasta Básica Alimentaria subió 3,9%

La línea de indigencia pegó un nuevo salto: subió 3,9% durante abril, de la mano del precio de los alimentos, que siguen trepando a alta velocidad. Por su parte, la línea de pobreza mostró una interesante desaceleración, luego del pico de marzo, y subió "solo" 3,4%. Todavía una dinámica bastante acelerada.