Santiago Cafiero, único objetivo formal de la movida kirchnerista para oxigenar el Gabinete

Entre reproches y trapitos al sol, la crisis en el Gobierno fue quedando poco a poco acotada. El presidente Alberto Fernández, primero, y la vice, Cristina Fernández, después, expusieron sus argumentos, se atacaron mutuamente y, finalmente, dejaron entrever un camino de salida que, si bien dejará profundas heridas, puede llegar a poner fin al terremoto.

Las tensiones en el Gobierno continúan a la par de alternativas para cerrar la disputa

El día después de la crisis que atravesó a la alianza del Frente de Todos ante la decisión de los ministros que responden a Cristina Fernández de Kirchner de poner sus renuncias a disposición del presidente, encontró a un Alberto Fernández decidido a plantar bandera ante una presión que desde sus filas consideraron como “desmedida”, como el pedido de la vicepresidenta para que eyecte al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, al que señala como a uno de los principales artífices de la derrota electoral del domingo.

Alberto Fernández suma respaldo de gobernadores para fortalecer su posición

El presidente Alberto Fernández sumó este jueves más respaldo político en medio de la crisis por la presentación de las renuncias de unos diez ministros y funcionarios kirchneristas al recibir en Olivos a los gobernadores de San Juan, Sergio Uñac, y de Tucumán, Juan Manzur.

Los gremios dividen su apoyo al Gobierno y preocupa la escalada política

La dirigencia sindical salió a fijar postura sobre el creciente conflicto interno en el Frente de Todos y si bien, algunos núcleos plantearon un apoyo estricto al presidente Alberto Fernández, desde otros nucleamientos se planteó un llamado a preservar la unidad del espacio que lideran el jefe de Estado y la vicepresidenta Cristina Fernández.

Una salario mínimo no alcanza para evitar la indigencia

En agosto, un salario mínimo no alcanzó para mantener a una familia por fuera de la indigencia. Un hogar que percibió el SMVM no llegó así a cubrir las necesidades alimentarias básicas. Y es que la línea de la indigencia para una familia de cuatro integrantes trepó hasta $29.213  en agosto y el salario mínimo estuvo en $28.080. El 1 de septiembre saltó hasta $29.160, lo que tampoco alcanzó para acceder a la Canasta Básica Alimentaria (CBA).