Berlín, 5 ago . – Más de la mitad de los habitantes de Alemania, el 69 por ciento, considera del todo correcto restringir los contactos para los compatriotas no vacunados, indican los resultados de un estudio realizado por la empresa Forsa para los canales de televisión RTL/ntv.

Los ritmos de vacunación en Alemania se desaceleraron en los meses de verano​​​. Las autoridades esperan inmunizar el 70 o el 80 por ciento de la población y ante el aumento de los casos de contagio por la propagación de la variante delta del coronavirus y la próxima llegada del otoño, están elaborando un plan por si crece la morbilidad.

Se piensa, por ejemplo, suspender los test gratuitos del coronavirus, limitar las visitas a distintos establecimientos y eventos (restaurantes, salones de belleza, conciertos, etc.) al alcanzarse un nivel determinado de la enfermedad. Para entrar se necesitará presentar certificados de vacunación o test de covid-19 actualizados.

Significa que los no vacunados –excepto los que no pueden vacunarse– deberán pagar ellos mismos las pruebas, hecho que despertó críticas en los círculos políticos y empresariales.

Según la encuesta de Forsa, el 69 por ciento de los consultados aprueba las restricciones para los no vacunados, y las desaprueban el 28 por ciento.

El 77 por ciento considera que sería correcto que los no vacunados pagaran las pruebas de coronavirus y solo el 20 por ciento está en contra de esa propuesta. El 55 por ciento aprueba que solo los vacunados o recuperados pudieran visitar los restaurantes y teatros mientras que el 44 por ciento rechaza esa medida.

Al mismo tiempo, más de la mitad de los alemanes –el 63 por ciento– sigue en contra de la vacunación obligatoria.

La encuesta se llevó a cabo el 4 de agosto y abarcó a 1.000 personas.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19