La ONU está alarmada ante el aumento de los enfrentamientos en Siria, revela el 24° informe de la Comisión Independiente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para investigar los acontecimientos sirios, divulgado este martes.

"La situación general en Siria parece cada vez más sombría​​​. Además del aumento de la violencia, la economía está cayendo en picado, los famosos lechos de los ríos de Mesopotamia se volvieron los más secos en décadas, y la transmisión generalizada del virus de covid-19 en las comunidades no logra ser frenada por un sistema de salud devastado por la guerra, carente de oxígeno y vacunas", dijo la comisaria Karen Koning AbuZayd al comentar el documento.

Subrayó que "ahora no es el momento de pensar que Siria es un país apto para el regreso de refugiados".

Según el documento, que cubre el período comprendido entre el 1 de julio de 2020 y el 30 de junio de 2021, en los últimos meses se registró un aumento de los combates y la violencia, tanto en el noroeste como en el noreste y en el sur de Siria.

Además en esos meses se deterioró rápidamente la situación económica, lo que produjo un fuerte aumento de los precios del pan mientras, en comparación con el año pasado, el nivel de seguridad alimentaria en el territorio nacional se redujo en un 50 por ciento.

Los expertos de la Comisión señalan que las partes en el conflicto continúan cometiendo crímenes de guerra y de lesa humanidad, así como violando los derechos humanos básicos de los sirios.

La Comisión estima asimismo que el presidente de Siria, Bashar Asad, quien controla alrededor del 70 del territorio y el 40 por ciento de la población, no emprende suficientes pasos para unificar el país o buscar una reconciliación.

Por el contrario, según el informe, resultan frecuentes los casos de detención arbitraria y de incomunicación por parte de las fuerzas gubernamentales.

La Comisión también sigue documentando no sólo casos de tortura y la violencia sexual en los centros de detención, sino también las muertes ocurridas bajo custodia y las desapariciones.

Últimamente se reanudaron los bombardeos aéreos y los ataques terrestres contra instituciones médicas, mercados y áreas residenciales de Siria, que provocan numerosas víctimas entre la población civil, destaca el documento.

"Es sorprendente que en los últimos meses las provincias de Deraa, Quneitra y Rif Damasco hayan comenzado nuevamente los asedios y las tácticas de bloqueo. Tres años después del sufrimiento que la Comisión registró en Guta Oriental, hay otra tragedia en la ciudad de Deraa al Balad, que se está desarrollando ante nuestros ojos", denunció Hanny Megally, miembro de la Comisión.

Se espera que la Comisión presente oficialmente su informe en Ginebra el próximo 23 de septiembre, durante la 48ª reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Fuente: Sputnik



 

Coronavirus hoy en el mundo: toda la información

 

Coronavirus en la Argentina: Toda la información sobre la pandemia en todo el país

 

Vacuna coronavirus: los avances en la carrera por combatir el covid-19